avanzabus
Los responsables de las administraciones comprobaron las calidades que tienen los nuevos autobuses que prestarán el servicio Madrid-Segovia-Madrid, del Grupo Avanza. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Los usuarios del transporte público de la línea Madrid-Segovia-Madrid disfrutarán, desde el próximo 8 de agosto, de los nuevos autobuses con los que llega la concesionaria que se hará cargo del servicio, el Grupo Avanza, unos vehículos que han vivido esta tarde su puesta de largo y, según explicó el director de Largo Recorrido de la compañía, Amado Matías, cuentan con diversas mejoras, como los elementos de seguridad activa y pasiva, opciones personalizadas de entretenimiento y confort, etcétera.

Valentín Alonso, director general de Avanza, señaló también que el objetivo de la nueva línea es “mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través de la movilidad” y añadió que “la nueva línea es muy importante para la compañía y deseamos que tenga un mayor recorrido”.

Defendió Alonso que “el nivel de confort y seguridad es inmejorable” y que los segovianos contarán a partir de ahora con “un transporte seguro, confortable y económico”.

Tanto la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, como el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, incidieron en la importancia que tiene una buena conexión por transporte público entre Segovia y sus pueblos con la capital de España, a donde cientos de personas se trasladan cada día para estudiar o trabajar, para ir al médico… y viceversa, desde Madrid también llegan cada día estudiantes y trabajadores, así como miles de turistas que vienen a disfrutar de la ciudad.

En esta idea también redundó Lirio Martín, subdelegada del Gobierno en Segovia, para quien este servicio “va más allá del compromiso de seguridad y confort, es un compromiso social, que garantiza los derechos de los ciudadanos: el derecho a la educación, a la sanidad, al trabajo… Todo eso lo permite el transporte público”.

CONVENIO El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, recordó que la Junta de Castilla y León participa en esta concesión a través de un convenio de colaboración con la Comunidad de Madrid que tiene como fin facilitar la movilidad de los residentes en las provincias de Ávila y Segovia, dando respuesta a las necesidades de transporte con Madrid. El convenio tiene una duración de cuatro años y la aportación total es de 7,4 millones de euros, de los cuales el 82% es aportado por la Junta de Castilla y León y el 18% por la Comunidad de Madrid.

Esta ayuda, sumada a la rebaja de tarifas de la nueva concesionaria, hace que los usuarios se beneficien de un coste menor. Así por ejemplo, para usuarios que viajen desde Segovia, el bono normal, que con la antigua concesión costaba 105 euros al mes, ahora costará 80 euros al mes, lo que supone un ahorro anual para el ciudadano de 300 euros. Por otra parte, el bono joven antes tenía un precio de 40 euros al mes y, tras la nueva concesión, será de 30 euros, suponiendo un ahorro anual para los usuarios de 120 euros.

Compartir