Clara Luquero y Valentín Alonso, director general de Avanza, firman el contrato del servicio de transporte urbano, bajo la atenta mirada del concejal de Transportes. / KAMARERO
Publicidad

Ya está marcada en el calendario la fecha en la que los nuevos autobuses urbanos de Segovia empezarán a circular por la ciudad. Será el 1 de abril, tal y como avanzó esta mañana la alcaldesa, Clara Luquero, tras la firma del contrato con Avanza, compañía que seguirá prestando el servicio de transporte urbano por otros diez años, con un presupuesto de 4.526.000 euros anuales.

El 1 de abril se pondrán en marcha los 18 vehículos nuevos que Avanza ha comprometido con el nuevo contrato, lo que supone una renovación de casi el 65 por ciento de la flota, que contará con 28 autobuses. Y todos ellos presentarán diferentes mejoras con respecto a los actuales, tanto técnicas —se ha optado por un vehículo compacto, construido en bloque, para que sea más consistente y soporte mejor las características de la ciudad, con tantas cuestas, calles adoquinadas, etcétera— como tecnológicas: con wifi, puertos USB para que los usuarios puedan conectar sus teléfonos móviles, mensajería SMS, información actualizada constantemente sobre el tiempo de espera…

Y destaca, entre todas las novedades, el Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE), al que todos los autobuses estarán conectados y que proporcionará información continuada del posicionamiento de los vehículos a través de GPS, permitiendo la comunicación en tiempo real con el conductor, para solucionar las incidencias que puedan surgir, explicó Luquero.

El SAE también mejora la movilidad y la seguridad, aseguró Valentín Alonso, director general de Avanza, ya que la comunicación es constante con los conductores y se les puede indicar, por ejemplo, si tienen que ir más rápido o más despacio para cumplir los horarios marcados.

Además, Avanza ha diseñado una aplicación móvil que dará información sobre alertas de llegadas, horas de paso planificadas…; la recarga de las tarjetas podrá hacerse a través de internet; habrá información en tiempo real del tiempo de espera en las principales paradas; y otras muchas mejoras del servicio, que redundarán en el beneficio de los usuarios, aseguró Luquero.

Con todas estas mejoras, añadió Alonso, lo que se busca es ampliar el número de viajeros en Segovia, número ya elevado, pues en 2017 —último ejercicio del que hay datos definitivos— se contabilizaron “cerca de 3,3 millones de usuarios, lo que supone que el 20 por ciento de la población usa a diario el transporte público y nuestro reto es superarlo”.

Respecto a los seis autobuses urbanos que ya están en Segovia, Alonso apuntó que eso es “una cuestión interna de Mercedes”, empresa con la que se ha contratado la fabricación de los mismos. “Nuestro compromiso era incrementar la flota en un plazo de tres meses”, recordó el director general de Avanza, pero además de fabricar los vehículos y trasladarlos a Segovia, hay que incorporar todos los sistemas y probarlos, lo cual lleva tiempo, dijo, y Mercedes va actuando según considera oportuno para cumplir el plazo fijado.

LÍNEAS Y PERSONAL
En cuanto al servicio propiamente dicho, el nuevo contrato establece, además del aumento de la flota hasta los 28 autobuses —de los cuales once tienen 10,6 metros de longitud; y cinco, más de 12 metros, que cubrirán la línea del AVE; y dos microbuses para el casco histórico—, que se repartirán en doce líneas, además del ‘búho’ que recorre la ciudad los fines de semana y días festivos, recordó la alcaldesa.

En cuanto al personal, el número de los conductores no varía y seguirán siendo 70 los profesionales que trabajen en Segovia. Sí que aumentará, sin embargo, el personal de inspección y mantenimiento, aseguró Alonso, siendo con el nuevo contrato tres los inspectores (ahora hay uno) y tres los mecánicos (dos actualmente). Además, se refuerza el personal de estructura, pasando de media jornada a jornada completa el actual encargado.

El objetivo final de todo ello es ofrecer a los segovianos el mejor servicio posible, basado en frecuencia, puntualidad y calidad, concluyó Alonso.