Taquilla y quiosco de venta de billetes en la Estación de Autobuses de Segovia el pasado mes de agosto. / Rocío Pardos
Publicidad

Avanza anuncia que a partir del mes de abril incorporará mejoras al servicio de autobuses de viajeros interurbano de la línea Segovia-Madrid, según sostiene el director de Larga Distancia del grupo de transporte, Julio de Marco.

En este sentido, ha informado a El Adelantado que en torno a un 60% de los usuarios de la línea están en disposición del bono subvencionado por la Junta de Castilla y León y una de sus demandas es la posibilidad de cerrar los asientos en los diferentes servicios que presta la empresa, tanto de ida como de vuelta, sin necesidad de pasar por la taquilla o por las máquinas o quioscos de venta automática.

Según De Marco, la empresa está implementando una App —aplicación para dispositivos móviles— que permita dar respuesta a esta demanda de los viajeros habituales, así como también a través de la página web.

Comunicación de incidencias

Otra de las mejoras que se pondrán a disposición de los viajeros de esta línea, previsiblemente desde el próximo mes de abril, es la comunicación de incidencias (averías, retrasos, cambios de horarios, etc.) a través o bien de la página web —la específica de la línea Segovia-Madrid— o, como han solicitado las plataformas de usuarios, por medio de una aplicación de mensajería como Whatsapp.

Por otra parte, antes incluso, la empresa va a instalar una segunda máquina o quiosco de venta automática de billetes tanto en la Estación de Autobuses de Segovia como en el Intercambiador de Moncloa, según el director de Larga Distancia de Avanza, que ha añadido que se dará también la posibilidad de pago con moneda o efectivo, ya que hasta ahora solo podían utilizarse con tarjeta de crédito y con bonos de transporte.

Por otro lado, este responsable de Avanza ha explicado, ante algunos comentarios de viajeros que han cuestionado la sostenibilida de los precios competitivos que desde el pasado mes de agosto ha mantenido la empresa en este servicio, que al tratarse de una concesión administrativa sujeta a contrato sólo puede repercutir en el precio el incremento del IPC, un porcentaje que, por ejemplo, de aplicarse este año en relación con el de 2018 no alcanzaría ni un céntimo de euro de aumento.

Avanza también aclara que los problemas de saturación del sistema informático que se produjeron sobre todo en las primeras semanas de la puesta en marcha del servicio con la nueva concesionaria están solucionados “prácticamente al 90 ó al 95%” en las máquinas y en taquilla “han ido desapareciendo a partir de septiembre u octubre”.

De Marco admite que la oferta de precios ha motivado un incremento de viajeros en esta línea interurbana de transporte en autobús, posiblemente tanto de personas que antes usaban su vehículo particular como de los usuarios de los servicios de media distancia de Renfe. Sin embargo, no puede ofrecer cifras comparativas porque La Sepulvedana no les ha facilitado el número de viajeros.