Infracciones penales registradas en Segovia en el ejercicio de 2018. / FUENTE: MINISTERIO DEL INTERIOR
Publicidad

Los responsables de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en Segovia siempre afirman que esta es una de las provincias más seguras de España, aseveración que confirman los datos del balance de criminalidad de 2018, publicado por el Ministerio del Interior, que contempla una disminución del cómputo total de infracciones penales registradas tanto en la capital como en la provincia.

Así, en 2018 se contabilizaron 4.118 delitos en la provincia, un -1,4 por ciento menos que en el año anterior; de los que 1.544 se registraron en la ciudad de Segovia, un -1,5% menos. La tasa de criminalidad en la provincia, es decir, el número de delitos que se cometen por cada 1.000 habitantes, fue en el último año del 26,8 por ciento, una de las más bajas del país.

Sin embargo, hay algunos datos que muestran una tendencia al alza, como es el caso de los robos con fuerza en domicilios, que aumentaron tanto en la provincia (290 casos, un 17,9 por ciento de incremento en tasa interanual) como en la capital (52, +30%).

También aumentaron los robos con violencia e intimidación en la capital, hasta los diez sucesos (+25%), y los hurtos, llegando a los 510 (3,7%); aunque descendieron en la provincia ambos delitos, los primeros se quedaron en catorce frente a los 21 del ejercicio anterior (-33,3%); y el número de hurtos bajó a 884 (-3,7%).

Por lo que respecta a homicidios y asesinatos, en 2018 solamente se tuvo constancia de un caso en grado de tentativa, que tuvo lugar en la provincia; y, al igual que en 2017, no hubo ningún secuestro en Segovia.

En cuanto a los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual, disminuyeron en la ciudad un
-46,7 por ciento, sumando en 2018 ocho casos frente a los quince del ejercicio anterior; pero
aumentaron en la provincia un 11,1 por ciento, hasta los 40 casos. Ninguno de ellos fue agresión sexual con penetración.

Uno de los delitos que más descendió en el último año fue la sustracción de vehículos, pasando de los 27 sucesos contabilizados en 2017 a los nueve del pasado ejercicio en toda la provincia, lo que supone una disminución del -66,7 por ciento —del total de los casos, cuatro tuvieron lugar en la capital (-63,6 por ciento)—.

Se registró también una disminución en los casos relacionados con el tráfico de drogas, del -11,1 por ciento en el total provincial, que cerró 2018 con 24 casos, de los que cuatro se registraron en la ciudad de Segovia (mismo número que en 2017).

Y a la baja evolucionaron asimismo los delitos graves de lesiones y riña tumultuaria, tanto en la provincia, con 31 casos y un descenso del -16,2 por ciento, con en la capital, con seis sucesos contabilizados, un -14,3 por ciento.