Juan Carlos Domingo, en El Adelantado. / Nerea Llorente
Juan Carlos Domingo, en El Adelantado. / Nerea Llorente
Publicidad

Con motivo de la celebración del ‘Día Mundial del Agua’ (22 de marzo), en Segovia va a iniciar su andadura la ‘Asociación para la Investigación del Agua y el Medio Ambiente’ (ASIAMA), cuyo impulsor ha sido el ingeniero de Caminos y doctor en Hidrología segoviano Juan Carlos Domingo Pinillos, después de haber comprobado que en su tierra natal “estamos muy verdes en lo referente a la cultura del agua”.

La presentación de la entidad tendrá lugar mañana, día 22, a partir de las 19,00 horas, en el salón de la Fundación Caja Segovia (Carmen, 2), en un acto con dos partes.

En la primera de ellas se dará a conocer Asiama, que nace con un triple objetivo: apoyo a la sociedad —a través de ayuntamientos y otras instituciones—; la investigación en cualquier ámbito relativo al agua; y finalmente, el fomento de la cultura del agua, con actividades tales como conferencias, charlas en colegios o publicación de libros.

La segunda parte de la jornada incluirá cinco ponencias sobre el agua. La primera, de Carlos Marcos Primo, perteneciente a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), titulada “Actuaciones de mejora del hábitat fluvial”. A continuación, tomará el relevo el geólogo segoviano Andrés Díez Herrero (IGME), para hablar de “Cuando sobra el agua: Últimos estudios de inundaciones en Segovia”. Luego, Fernando Espejo (Escuela Politécnica Superior de Ávila), pronunciará una charla titulada “Reduciendo el riesgo, apostando por el territorio”. José Antonio de la Orden (IGME) será el cuarto en intervenir, con la exposición “Cómo gestionar el tesoro escondido de las aguas subterráneas”. Y para acabar, el propio Domingo pronunciará una charla sobre “Afecciones del cambio climático al ciclo del agua”.

“En el sureste, todos los pueblos quieren pantano; en Segovia, ninguno”
Después de haber recorrido España entera por cuestiones relacionadas con el agua, a Domingo le llama especialmente la atención el que mientras que en regiones como el sureste cuando se va a construir un pantano todos los pueblos lo quieren, “en Segovia nadie lo quiere”. En ese sentido, Domingo cree que es necesario “educar” en la idea de que “los embalses son buenos”, agregando, a renglón seguido, que hoy “Segovia necesita embalses”, pues, entre otras cuestiones “su escasez penaliza a la provincia a la hora de consolidar población rural”. “Si no hay agua, no hay industria”, recalca una y otra vez, advirtiendo además que los efectos del cambio climático harán todavía más urgente la construcción de embalses.