Arranz pide una consulta popular que refrende a Luquero como alcaldesa

El edil no adscrito anuncia una encuesta en su web para pulsar la opinión sobre si debe abandonar su acta de concejal y confiesa que ‘mi corazón es morado’, en alusión a Podemos

0

El concejal no adscrito, Javier Arranz, ya lo advirtió en la entrevista que concedió a este diario el pasado 20 de diciembre. “Creían que me iría con las orejas gachas y no se imaginan lo que les espera”, advirtió entonces Arranz, días después de que la alcaldesa, la socialista Clara Luquero, le revocara de sus funciones como concejal de Deportes. Vocalista del grupo “Los Peter Pan”, Arranz parece haberse transmutado en Freddy Mercury para interpretar, como una letanía, el célebre “Show must go on” (“el espectáculo debe continuar”).

El espectáculo parece continuar con la presentación de una moción, que rezuma aires de vendetta y, según fuentes consultadas, con escasos visos de prosperar, en tanto que el PP, a las puertas de las elecciones municipales, no está dispuesto a sellar alianzas con un concejal ‘díscolo’ que denotaría irresponsabilidad ante su electorado. Arranz anunció ayer cuatro mociones; aunque, ciertamente, la más llamativa es la que pedirá que Clara Luquero someta a una consulta popular su puesto de alcaldesa que, según el exedil socialista, no fue elegida en las urnas para este cargo. En palabras, Arranz, que en su día votó la investidura de Luquero, quiere ahora que la regidora se someta a una especie de ‘moción de censura popular’.

Apuntó que “no se dan las circunstancias políticas ni de grupo” que propiciaron su elección, el pasado 5 de abril, tras la marcha de Pedro Arahuetes; que Luquero fue elegida “concejala pero no alcaldesa” y que si la regidora rechaza la propuesta “demostraría que le importan más los 60.000 euros que cobra un alcalde”. Arranz obvió que los electores votan en las urnas una lista de candidatos y que es la corporación la que, entre los concejales electos, elige al alcalde en sesión plenaria. Por el contrario, argumentó su propuesta en la necesidad de profundizar en el artículo 23 de la Constitución Española y que los ciudadanos votaron para ser el alcalde a quien figuraba en el número 1 (Arahuetes). En su opinión, Luquero ha sido “una grandísima concejala de Cultura, la mejor” aunque los ciudadanos no la votaron para alcaldesa, de manera que “aunque legalmente es correcto, ética y estéticamente debería ser respaldado por una consulta popular”. Arranz aseguró que no intentaría un acuerdo previo con el PP para sacar adelante la moción. “No voy a pactar con ningún viejo partido de la transición del 78”, apuntó el exedil de Deportes, quien, en varias ocasiones, se quejó de que, como concejal no adscrito, “todavía no tengo despacho ni recursos” y hasta que desde el Gabinete de Alcaldía habían cometido con él fallos de protocolo “intolerables”.

“Es el momento de dar ejemplo”, aseguró Arranz, para sacar a continuación otro conejo de la chistera, para que el ‘show’ no decayera. Anunció que iba a predicar con el ejemplo y que iba a someter a la voluntad popular la decisión de renunciar al acta de concejal. Lo hará, según dijo, a través de una encuesta en su página web, que estará activa desde el 1 de febrero al 1 de marzo.

Y para rematar, el concejal anunció que “si no es antes” el 24 de mayo dejaría la primera línea de la política, que no pensaba concurrir en ninguna lista a las municipales o autonómicas, pese a que “no me faltan ganas, ilusión ni ofertas”. “Todo pasa en la vida y mi ciclo en el Ayuntamiento de Segovia ha tocado a su fin” aunque “hasta el último minuto voy a dar lo mejor de mí mismo”, afirmó Arranz, que, con posterioridad, confesó que su corazón es “morado, lleva mucho tiempo siendo morado”, en referencia a Podemos, formación en la que se ha inscrito aunque no participará “de pleno derecho” hasta que abandone el acta de concejal, sea en un par de meses, porque así se lo demanden los internautas o a partir del 25 de mayo, tras las municipales.

Aunque aseguró que “nunca me habrán oído hablar mal” del PSOE, lo cierto es que sí apuntó que se trata de un partido que tildó como “enfermo terminal” que ha sido incapaz de entender el 15-M y las mareas ciudadanas; mientras que de Luquero apuntó que “la conocí hasta el 3 de diciembre, porque a partir de ahí, no la conozco, no dudo de su capacidad para sorprenderme”.

De su marcha del PSOE y su ingreso en Podemos, Arranz lo comparó a un matrimonio que se divorcia porque un miembro de la pareja se enamora de otra persona. “Uno tiene que hacer lo que siente”, aseguró Arranz, quien apuntó que ahora deberá atravesar una “travesía del desierto”. Por último, Arranz, que se declaró “rebelde, inquieto, y trabajador” y que intentaba ser coherente en todas sus acciones, aseguró que cuando deje su acta de concejal “iniciaré un nuevo periodo que no se a dónde me llevará”. Hasta entonces, por lo visto ayer, Arranz no se quedará quieto.

EL PEÑASCAL

Fiel al que ha sido su ‘caballo de batalla’ , la construcción del pabellón del Peñascal, motivo de las discrepancias con el equipo de Gobierno socialista, Arranz anunció ayer dos mociones referidas al centro deportivo. Con la primera, el concejal no adscrito busca un acuerdo de pleno para que por parte del Gobierno municipal “se den las instrucciones oportunas a la Junta de Castilla y León para que en el plazo de dos meses esté acabado el pabellón del Peñascal”. Arranz apuntó que el Gobierno municipal se estaba “bajando los pantalones” ante las “migajas” que le daba la Junta y que había sido “testigo” de toda la documentación y gestión de este proyecto y “creo que están engañando a los ciudadanos”. En su opinión, con la votación de esta moción “comprobaremos quienes son concejales del Ayuntamiento y quienes lo son de la Junta”.

Por otro lado, Arranz anunció otra moción para bautizar el pabellón El Peñascal con el nombre del ciclista José Luis de Santos, segoviano de adopción, y Olímpico como Seleccionador Nacional de Ciclismo. El concejal pedirá que se inicie el expediente para bautizar el centro como Pabellón José Luis de Santos, una denominación que apoyan —en cartas remitidas cuando Arranz era edil de de Deportes— el presidente del CSD, Miguel Cardenal o el presidente del COE, Alejandro Blanco.

Con la última moción, Arranz pedirá que el Gobierno municipal inicie los expedientes para la creación de las Áreas de Rehabilitación Integral (ARI) de La Albuera y San Lorenzo.