Armonía de sensaciones

Venta Magullo festeja con su clientela sus nuevas experiencias gastronómicas en una degustación de cocina de autor con una selección de vinos de distintas partes de Europa

Una armonía de sabores y experiencias distintas para el paladar. Ese fue el objetivo —conseguido— de la última propuesta del restaurante Venta Magullo, cuyos responsables, Óscar Calle y Ángel Peña, desarrollaron todo su talento creativo con una nueva jornada de ‘cocina de autor’ que pusieron en marcha con la complicidad de sus mejores clientes.

Los amantes de sabores únicos y excepcionales, de la cocina de vanguardia, disfrutaron de una jornada especial con un menú formado por siete platos novedosos, maridados con seis vinos.

Cada uno de ellos contó con la explicación del chef y del maitre del establecimiento. Una auténtica jornada gastronómica en su máximo nivel.

El menú degustación deleitó a los asistentes, cerca de un centenar de comensales, que además contaron con un excelente servicio de mesa. A todos ellos les agradeció el equipo directivo su entrega y compromiso con la propuesta, que se ha convertido en un sello diferenciador del establecimiento.

Así, la cocina de Venta Magullo ya ha mostrado ser referente de vanguardia en este tipo de propuestas exclusivas que realiza cada año, que comenzaron con los Festivales de Cocina Joven.

Como ya ocurriera el año pasado, en esta ocasión el evento bautizado como ‘Trazos de autor’ impidió que pudieran participar en él todos los que quisieron.

Los platos exclusivos y nunca antes cocinados en Venta Magullo, los integraron: una ostra con notas cítricas y azafrán; una ensalada de mollejas de lechal confitadas y sepiolas con vinagreta de café y cardamomo; arroz de atún rojo de almadraba; huevo de baldenario con patata, papada y erizo de mar; lomo de lubina salvaje con americana picante; canelón de pularda trufada y foie; y de postre, ravioli de piña y coco con su helado asado. Con cada plato se ofreció y explicó un vino o champagne diferentes, todos de alta calidad y difíciles de adquirir, de la Borgoña francesa, de Alemania, y también españoles alvariños o amontillados andaluces.

Se cerró la jornada con una degustación de gin-tonics elaborados y la música del grupo segoviano ‘Toca2’, que puso la nota musical perfecta al encuentro gastronómico.

FuenteEl Adelantado  
Compartir