Aplazan la renovación del sistema de transmisiones de Policía y Bomberos

El Ayuntamiento decide suspender el procedimiento tras advertir una de las empresas aspirantes del incumplimiento del pliego por parte de la primera adjudicataria.

2

El Ayuntamiento ha decidido suspender el procedimiento para renovar el sistema de comunicaciones de la Policía Local y de los Bomberos de Segovia, que se pensaba modernizar a través de un sistema digital.

Así se acordó en Junta de Gobierno en la que se dio a conocer el hecho de que algunas de las empresas que aspiraban a la adjudicación del contrato recurrieron el acuerdo en el que se había adjudicado la licitación. Estas empresas, que encabezaba la madrileña Eagle Eye Electronics, advirtieron de que la adjudicataria provisionalmente, Castellana de Telecomunicaciones S.L., incumplía parte del pliego de prescripciones técnicas.

De este modo, la Junta de Gobierno acordó “dejar en suspenso la tramitación del expediente de contratación”.

La renovación de este sistema de transmisiones es una de las aspiraciones que tienen la Policía Local y el Parque de Bomberos y que ayer salió a la luz con motivo de la celebración de la fiesta del patrón de la primera.

El pasado mes de julio salió el pliego de prescripciones por un importe de 539.200 euros, para cuatro años. A finales de año se reunió la mesa de contratación y posteriormente, el 19 de diciembre se aprobó de forma provisional la adjudicación del concurso.

Pero en enero de este año la Junta de Gobierno acordó rectificar el error aritmético que se había advertido en el cómputo de las valoraciones de las empresas licitantes. Y a finales de febrero pasado se ha decidido suspender el proceso, de modo que queda paralizado.

El Ayuntamiento anunció el año pasado que dotaría a policías y bomberos de un nuevo sistema de transmisiones, con tecnología digital, para mejorar la respuesta ante emergencias y dar una mayor seguridad a los efectivos cuando realizan su labor. El nuevo sistema digital sustituiría al implantado hace ahora 15 años, de carácter analógico.

Entonces, la concejala de Seguridad, María José de Andrés, explicó que el proyecto incluía la incorporación de dos nuevos repetidores en la ciudad —en la actualidad solo existe uno— , y la instalación de una centralita de comunicación que se ubicaría en la sede de la Policía Local.

El plan contemplaba también la dotación de transmisores portátiles —los conocidos popularmente como walkie talkies— para cada uno de los agentes de Policía Local y de los bomberos del Parque de Segovia. Además de los agentes, cada coche patrulla y camión de bomberos contaría con un transmisor fijo. Al disponer de más repetidores, se eliminarían las zonas ‘de sombra’ en la ciudad donde las comunicaciones son casi imposibles. Los nuevos aparatos digitales son más pequeños y manejables, aunque igualmente robustos, y permitirían a los agentes transmitir datos —como fotografías o archivos de sonido— a la centralita, aparte de la voz.