Los bomberos durante la demostración que han hecho del rescate de un herido de un vehículo accidentado. / Kamarero
Publicidad

Coincidiendo con la celebración de su patrón, San Juan de Dios (el 8 de marzo), los bomberos de Segovia han querido salir a la calle, concretamente a la Plaza Mayor, para que los ciudadanos sepan cómo trabajan. Lo han hecho con un importante despliegue de medios: vehículos, material y 21 efectivos, incluyendo al jefe de este Servicio municipal de Extinción de Incendios, José Luis del Pozo, quien, al igual que el concejal de Seguridad Ciudadana, Ramón Muñoz-Torrero, se mostraba muy satisfecho con el resultado y con la respuesta tanto de segovianos, muchos en familia, como de visitantes. El plan no ha podido salir mejor: un sábado soleado para recibir aplausos sinceros por las demostraciones de rescate en tirolina y rappel y la excarcelación del interior de un vehículo de la víctima, en este caso simulada, de un accidente de tráfico.

Hacía tiempo que los bomberos segovianos no hacían exhibiciones de este tipo en un lugar público con motivo de la celebración de su fiesta porque en los últimos años lo han festejado más “en familia”, con una comida de hermandad y actividades deportivas, entre otras.

Las expectativas se han cumplido y fueron muchos los ciudadanos que aprovecharon para felicitar personalmente a estos trabajadores municipales por la labor que realizan y de la que pudieron tomar buena nota desde las once de la mañana hasta las dos de la tarde.

Sin duda alguna, lo más aplaudido han sido las demostraciones de rescate porque han permitido por un lado ver actuar a un bombero descendiendo, primero haciendo rappel por la fachada principal de la casa consistorial, desde una de sus torres y, a continuación, simular el rescate de un herido, bajándole desde el mismo punto en tirolina en una camilla-colchón hinchable de evacuación, en la que la persona rescatada queda inmovilizada herméticamente.

Otra demostración ha sido el rescate de un herido, en este caso simulado, que ha quedado atrapado en el interior de un automóvil, tras un accidente de tráfico.

En menos de media hora dos equipos de bomberos perfectamente coordinados consiguen prácticamente desmontar el vehículo con la ayuda de herramientas que causaron sensación entre el público, como separadores y cizallas hidráulicas.

No escatimaron en detalles, desde la comunicación con el herido, que en esta simulación estaba consciente, a las medidas para su protección con tabla, fast, cubre airbag, collarín, férula de vacío, etc.

A mayores del programa inicialmente previsto se dispuso un escenario para apuntalamiento, con materiales como sierras, máquinas especiales que permiten actuar con mayor rapidez ante una urgencia, taladros, brocas específicas o puntales neumáticos de gran tonelaje y resistencia para apuntalar espacios de gran envergadura.

Otros escenarios o espacios estaban dedicados al rescate acuático (zodiac, neoprenos,vadeos, etc.), otro con equipos de respiración (tres modelos de cascos y equipos filtrantes, máscaras de presión positiva y demanda, equipos de respiración autónoma…), una muestra de trajes, incluyendo uno que ya no se utiliza con más de 50 años de antigüedad, uno para retirar nidos de avispas, los de protección ante agentes biológicos o químicos…), una tienda que simulaba un puesto de mando avanzado (con walkies, generador, pizarra, ordenadores, mesas de uso sanitario, etc.) y el quiosco de música de la plaza se reconvirtió para mostrar elementos como detectores de gases, extintores, cuñas de mercancías peligrosas, iluminación con linternas LED y focos portátiles de mano y de pie (como un globo con capacidad para iluminar espacios de hasta 2.000 metros cúbicos) para rescates nocturnos.

Entre los vehículos desplazados desde el parque de bomberos, tuvo mucho éxito entre los más pequeños uno con bomba de 2.000 litros de capacidad, con equipamiento de mangueras de agua y espuma, extractor de humo, etc.

El edil del área de Seguridad Ciudadana, que ya sabía que no repetirá en la lista socialista para las elecciones municipales de mayo, ha destacado la “profesionalidad” de los bomberos, un cuerpo que, en su opinión, se ha modernizado de forma relevante en los últimos años.

Entre los asistentes que quisieron acompañar a este cuerpo municipal en esta jornada, se encontraban la concejala del equipo de Gobierno Paloma Maroto, la portavoz de Ciudadanos, Mª José García Orejana; el viceportavoz del PP José Luis Huertas o el candidato de este mismo partido a la Alcaldía Pablo Pérez Coronado.

Un bombero de 91 años

Modesto San Lorenzo (91 años) no quiso perder la oportunidad de compartir la mañana con los bomberos de Segovia, un servicio municipal en el que trabajó 40 años, hasta su jubilación hace 25.

Fue bombero cuando el servicio estaba formado únicamente por cuatro hombres, en turnos de dos, siempre alerta, incluso cuando tenía el día libre porque el sereno podía aparecer en su casa para avisarle por una emergencia en los primeros años en los que el teléfono no era de uso común.

La plantilla rejuvenece en los últimos años

A lo largo del actual mandato corporativo se han convocado 16 plazas de bomberos, aunque el procedimiento de selección de dos de ellas acaba de comenzar

El Ayuntamiento de Segovia tiene abierto el plazo hasta el 27 de este mes de marzo para la presentación de solicitudes por parte de los aspirantes a cubrir dos plazas de bombero-conductor del Servicio de Extinción de Incendios de Segovia. Su jefe, José Luis del Pozo, ha comentado a El Adelantado que la plantilla se está rejuveneciendo en los últimos años en los que ha habido varias convocatorias de oposiciones hasta sumar 14 plazas de efectivos que se han ido incorporando al parque segoviano, a las que se unirán estas dos últimas cuando finalice el proceso de selección.

Del Pozo añade que la media de edad es de 44 años, en una plantilla de 45 bomberos pero prácticamente la mitad de la misma tiene una media en torno a los 35 años.

El número de aspirantes en los últimos procesos de selección ha superado ampliamente el centenar, aunque el jefe de este servicio municipal señala que en la actualidad se están realizando oposiciones en otros cuerpos de bomberos, algunos de capitales cercanas como Valladolid y Ávila.

Por otra parte, indica que, a diferencia de la Policía Local, el cuerpo de bomberos puede nutrirse de una bolsa de trabajo cuando se producen vacantes. De hecho, en la actualidad hay seis bomberos interinos que proceden de ahí.

Entrenamiento

El responsable de formación del servicio, el sargento Leandro Rojo, explica que el catálogo de maniobras recoge hasta 72 diferentes en las que los bomberos segovianos tienen que mantenerse al día, con entrenamientos o rutinas que van realizando de lunes a viernes, cada día de un tipo determinado (los domingos se destinan a limpieza y conservación del material), a través de un sistema de repeticiones con una metodología de trabajo que les permite realizar todas esas maniobras a lo largo de un trimestre.

En cuanto al material, Del Pozo, al igual que el concejal, afirma que Segovia dispone de uno de los parques de España con más y mejor recursos en ese sentido, teniendo en cuenta, además, el tamaño de la ciudad.

Recalca, sin embargo, que todos los años es necesario alguna inversión porque se trata de material “que necesita mucho mantenimiento y que por Ley tiene una caducidad establecida y hay que hacer reposición”.

El presupuesto de 2019, pendiente de aprobar, incluye dos partidas para material por importe total de 271.244 euros.