29-01Colaboradores-de-la-Re
Varios de los colaboradores de la Revista Digital enraiza2. / E. Maganto. Feb. 2018
Publicidad

Tras veinticuatro números mensuales publicados y, por lo tanto, dos años cumplidos de esta cabecera digital, el tercer año se inicia con el correspondiente al mes de abril del 2018: con el número 25 de la Revista Digital enrazia2 se siguen “apilando” editoriales, artículos periodísticos, entrevistas, noticias, datos de agenda y artículos de investigación. En total, más de seiscientas páginas alojadas en la dirección web del IGH: http://www.institutogonzalezherrero.es/numeros-enraiza2, en las que firmas relevantes de la Cultura Tradicional provincial, regional y nacional, se asoman para ofrecer al lector sus puntos de vista, centros de atención y los resultados de sus investigaciones. En este año, varios retos se plantean por delante: ordenar los contenidos publicados para facilitar las búsquedas de los lectores e investigadores, y traspasar más fronteras, con el fin de dar a conocer la cabecera en foros especializados, medios de comunicación y espacios culturales asequibles al público en general.

La primera de las citas donde la Revista Digital enraiza2 estará presente, será este mismo mes: la mañana del domingo 15 de abril y con motivo del II Abril Ilustrado, organizado por el Centro de Interpretación de San Pedro de Gaíllos bajo el título Literatura y Tradición. El “Aperitivo Ilustrado” del 2018 presentará al público el último trabajo del folklorista segoviano Ignacio Sanz -Retrato de un ciempiés-, junto al I Anuario impreso y el resultado de los dos primeros años de vida de la presente cabecera.

Tras estas intervenciones, la mañana se completará con el coloquio “En torno a la Tradición y otras artes”, en el que estarán presentes cinco voces cuya trayectoria profesional se ha ligado a las letras impresas y sonoras: junto a la editora María Mar García, participarán el músico Jaime Lafuente -actual Director de Folk Segovia-, el folklorista y escritor Ignacio Sanz, y los periodistas e investigadores segovianos Guillermo Herrero -autor de diversos trabajos sobre cultura tradicional- y Esther Maganto -como investigadora de la indumentaria tradicional segoviana y Responsable de la Revista Digital enraiza2-. Cinco nombres con mucho que decir y contar al público, para “ilustrar” en qué consiste trabajar a diario en favor de la Tradición.

Ordenación de contenidos: búsquedas más fáciles

En este tercer año de vida, la revista tiene entre otros retos el de facilitar las búsquedas de los lectores y los investigadores, por lo que ya se está trabajando en la ordenación de contenidos en relación a palabras clave y temáticas. El fin, favorecer la localización de la información necesaria para aquellos interesados o profesionales que realizan búsquedas digitales dirigidas a un tema concreto. De esta forma, la consulta se traducirá en búsquedas más fáciles y efectivas, contribuyendo a la inmediatez que se requiere en el trabajo diario de un investigador o en el tiempo de ocio con el que cuenta un lector.

Esta mejora se convierte en necesaria, puesto que a lo largo de las seiscientas páginas que ofrecen el total de veinticuatro números editados mes a mes y en los dos primeros años, son numerosos los temas abordados: junto a los títulos de las obras y publicaciones editadas por el IGH, los contenidos de las Becas de Investigación concedidas por el mismo organismo, los programas culturales puestos en marcha o los trabajos discográficos que ya forman parte del Archivo Segoviano del Folklore, se localiza un número importante de entrevistas a expertos y cuantiosos artículos que han contribuido a visibilizar las manifestaciones festivas, los oficios, o las iniciativas diseminadas a lo largo de todo el año por el territorio de la actual provincia de Segovia.

A este caudal de información se suman los propios artículos firmados por los colabores de la revista: entre las firmas, cerca de una treintena de nombres que nos permiten conocer a profesionales vinculados a la música, las letras, y las distintas disciplinas que se enmarcan en las Ciencias Sociales. Al mismo tiempo, otra veintena de nombres y apellidos responsables de la firma de los artículos de investigación, que nos dirigen a nuevos resultados de investigaciones en marcha o trabajos publicados, o temas apenas abordados en la bibliografía segoviana. De esta forma, junto a antropólogos, arqueólogos, historiadores y periodistas, figuran musicólogos, músicos, dulzaineros y componentes de grupos de danza folklórica, que conviven en el espacio digital con las aportaciones de conservadores de museos y docentes universitarios -responsables de la producción de literatura académica-, ligados a su vez a instituciones públicas desde las que se impulsa el estudio de la Tradición, la Cultura Tradicional, o el Patrimonio Cultural Inmaterial -denominación más acorde actualmente a los planes nacionales implementados en nuestro país-.

En suma, el esfuerzo hecho desde la Revista Digital enraiza2 en reunir tal cantidad de voces, redunda en dar respuesta a un público variado con distintos niveles de exigencia: además de al lector ocasional y al seguidor fidelizado, a los investigadores que cada día tienen en sus manos la responsabilidad de dejar fijada la historia y la evolución de nuestro patrimonio. En este sentido, retomo las palabras del antropólogo Alonso Ponga -de la Universidad de Valladolid y miembro del Consejo Asesor del IGH-, que en respuesta a mis preguntas con motivo de su asistencia a un acto celebrado recientemente en la Diputación de Segovia, admitió “la consulta a los contenidos de la revista para tirar del hilo de diversas temáticas e incluirlas en sus investigaciones”.

Por otro lado, Honorio M. Velasco, uno de los investigadores más prolíficos dentro del panorama nacional, y también miembro del Consejo Asesor del IGH al tiempo que tutor de las Becas de Investigación, reflexiona en el Número 25 sobre el papel cumplido por este medio de comunicación digital -del que ya se ha publicado su primer anuario impreso, y en breve, el segundo-. Dos años después de escribir el primer y espléndido artículo de investigación para la Revista Digital enraiza2 bajo el título “La fragilidad del patrimonio cultural inmaterial”, Velasco se sumerge en la historia de las revistas especializadas y vinculadas a la Tradición, publicadas en España desde finales del siglo XIX. Su finalidad, analizar las razones de sus contenidos y su función social, para alcanzar después y plasmar su opinión, sobre la trayectoria de la revista segoviana, creada y divulgada en la era del Periodismo Digital. En su título, “ENRAIZA2. El papel de una revista de cultura tradicional en la era digital”, Honorio M. Velasco revela al lector esta intención, y consigue clarificar el camino por donde debe dirigirse. Les invito a leerlo y madurarlo.

(*) Doctora en CC. de la Información y Responsable de la Revista Digital enraiza2.