FOTO: Kamarero
Publicidad

Ni siquiera han pasado diez días desde la instalación de la escultura del diablo en la calle de San Juan y ya han aparecido dos pintadas muy próximas a la misma; una de ellas sobre la placa que recoge el nombre que ha dado a esta obra José Antonio Abella su autor, ‘Aqvaedvcti Artifex’, donde alguien ha escrito “La Virgen siempre por encima” y otra en el murete, justo por debajo de la estatua, donde puede leerse “Buda con cuernos”.

Se da la circunstancia de que el Ayuntamiento instaló dos cámaras de vigilancia del tráfico en esta cuesta, en el muro de la Casa de las Cadenas, pero tuvo que retirarlas porque este inmueble tiene incoada la declaración de BIC.