Anécdotas para la historia

La editorial Guadarramistas difunde ‘101 Curiosidades’ de Segovia y de la Sierra de Guadarrama en dos nuevos libros compuestos por relatos amenos y muy visuales

610

El atractivo diseño y la amena lectura de los relatos que hace Ángel Sánchez Crespo caracterizan a los dos libros que la editorial Guadarramistas ha puesto a disposición de los lectores. Bajo el título ‘101 curiosidades de la Historia de Segovia’, el autor invita a recorrer la ciudad para conocer lo más llamativo de su devenir, y que ayuda a disfrutar de ella.

Aspectos como la peculiar construcción de los tejados, los fueros de Sepúlveda, o las vidas de personajes como San Juan de la Cruz, Diego de Espinosa, Abraham Senneor, Castellarnau, Ignacio Zuloaga, Napoleón o San Frutos… ayudan a conocer Segovia un poco mejor. También aborda de forma resumida el episodio del independentismo , la Concordia de Segovia o la existencia de instituciones tan peculiares como la Junta de Nobles Linajes o las comunidades de villa y Tierra y sus sexmos. Tampoco olvida el autor las leyendas, como la del Acueducto, la de la Mujer Muerta, o la del Montón de Trigo y la Cueva del Monje.

Y es que de todo ha sido testigo y protagonista Segovia, un lugar único en el que muy distintas culturas se han dado cita. Algunas esculturas confirman unas remotas raíces celtibéricas; el magnífico acueducto y otros muchos vestigios demuestran el poder del Imperio romano; y las necrópolis visigodas, el asentamiento de pueblos germánicos.

“Segovia posee uno de los más ricos conjuntos románicos de Europa. El periodo final de la Edad Media fue esplendoroso para esta ciudad que llegó a colonizar con repoblaciones un amplio territorio que se extendió a ambos lados de la sierra de Guadarrama, incluyendo gran parte de las poblaciones que hoy día forman parte de la Comunidad de Madrid. Segovia también acogió una importante aljama hebrea, fue Corte de reyes de la Casa de Trastámara, y aquí se proclamó reina de Castilla a Isabel la Católica”, escribe el autor.

Por eso repasa el papel que desempeñaron familias aristocráticas y orgullosos fabricantes de paños, que compitieron en los siglos XVI y XVII en la construcción de palacios urbanos con patios y jardines renacentistas y blasones barrocos. Las milicias segovianas, capitaneadas por Juan Bravo, plantaron cara al todopoderoso Carlos I de España, aunque sus Reales Sitios también serían posteriormente sede de los Austrias y de los Borbones. Las leyendas, la omnipresente sierra de Guadarrama, el rigor del clima y el carácter castellano de sus gentes han dado forma a una tierra milenaria impregnada de Historia y exportadora de costumbres y leyes.

Además de sacar a la luz este libro, la editorial también ha puesto a la venta una reedición del título ‘101 curiosidades de la historia de la Sierra de Guarrama’, ahora en color con un mayor atractivo que se suma al contenido de sus páginas.

La sierra de Guadarrama ha ocupado un lugar estratégico en el centro de la Península, y Segovia tiene el privilegio de haber sido testigo de este emplazamiento. Para atravesarla había que cruzar necesariamente estas montañas. Por ello están plagadas de pasos y episodios históricos dignos de recordar; algunos sorprendentes, otros truculentos. Es, por tanto, este espacio geográfico y sus aledaños, un escenario que a lo largo de los siglos ha convocado a personajes de lo más diverso: bandoleros, reyes, arciprestes, monjes y pobladores que tienen su hueco en este libro para que los lectores puedan disfrutar leyendo.