10_1-ferrocarril
La estación de Segovia aún no tiene la declaración de BIC, tramitada desde hace 36 años./EL ADELANTADO
Publicidad

Amigos del Ferrocarril, colectivo en defensa del tren convencional en Segovia, ha decidido dar carta de naturaleza a su  objetivo fundacional creando una plataforma en la que, junto a otros colectivos y asociaciones, pretende conseguir un transporte público de calidad, vertebrador e integrado en el tejido económico y social en la provincia.

La Plataforma surge de la iniciativa de un conjunto de vecinos, usuarios y aficionados que el tren ha dejado en Segovia que en su día lanzaron la voz de alarma sobre la demora en la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) del complejo de la estación de ferrocarril ubicado en la Carretera de Villacastín, trámite iniciado en 1982 y que 36 años más tarde aún  no se ha resuelto.

Pasado el tiempo, la ahora Plataforma ha creado dos áreas de trabajo  -Patrimonio y Cultura y Transporte-  en las que no sólo seguirá instando a preservar el entorno de la ‘vieja’ estación, sino también a recuperar la línea de tren convencional entre Segovia y Madrid incorporándola al Abono Transportes del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM).

En su manifiesto fundacional, la plataforma lamenta  “ la falta de interés y despreocupación por parte de las administraciones tras el cierre de la línea convencional Segovia-Medina del Campo y la apertura de la línea de alta velocidad Madrid-Segovia-Valladolid”. Así, señala que las cifras de ocupación del tren convencional a Madrid “son cada vez más preocupantes”, y señalan que los porcentajes la sitúan entre los servicios “de muy baja eficiencia”.

Para resolver este problema, proponen la ampliación de los servicios hasta llegar a los que se prestaban en 2013, así como la integración tarifaria en el abono transporte del CTRM y la inclusión de la línea en la red de cercanías Madrid como prolongación de la C-8. De este modo, se reduciría el tiempo de viaje entre 30 y 45 minutos y “dotaría a los pueblos de la sierra sur de una conexión fiable y rápida entre Segovia y Madrid, algo que actualmente el autobús no cubre”. Además, sugieren la ampliación de servicios con fines turísticos al estilo de los que ya existen en El Escorial y Cercedilla, que gozan “de muy buenos datos de ocupación y rentabilidad”.

Por lo que se refiere a la estación, además de la conclusión del expediente de BIC, la plataforma propone el aprovechamiento y cesión de los terrenos para fines culturales, tales como la creación de un Centro Cívico y Cultural y un museo del ferrocarril en el inmueble y los almacenes  del complejo, así  como la implantación de un tren turístico y lúdico sobre la vieja traza ferroviaria de la línea Segovia-Medina en el tramo entre la Estación y Puente de Hierro.

La inclusión  de la estación en la Red de Ciudades Machadianas  y en la oferta turística de la capital es otra de las propuestas de la Plataforma, que vincula la estación como lugar de paso por el que el poeta tomaba el tren en dirección hasta Madrid.