Amancio Prada ofreció una actuación centrada en la tradición y los recuerdos. / KAMARERO
Publicidad

Amancio Prada maravilló a todos los espectadores que acudieron a una nueva velada del XX Festival de Narradores Orales de Segovia en la tarde de ayer. En un escenario ideal, en el patio de la Casa-Museo de Antonio Machado, el artista leonés abrió el cartel del ciclo ‘La poesía también cuenta’ que seguirá hoy y mañana.

Poeta, compositor y cantautor, Amancio Prada ofreció una evocación de la tradición antigua, partiendo de sus recuerdos de joven en Ponferrada. “Nadie crea nada, sin apoyarse en algo del pasado”, afirmó. Amancio Prada quiso recordar aquellas nanas que las madres cantaban a sus hijos, aunque él solo recordaba aquellas que le dedicaban a su hermano “cinco años menor”. Y mientras repicaban las campanas, entonó una dulce canción de su infancia.

Todo ello para introducir su disertación sobre la poesía tradicional, esa que “está en el romancero, en la tradición y no tiene autor”. “¡Qué humildad la de aquellos artistas que hicieron esas obras!”, espetó el poeta, señalando el gran trabajo que hicieron esos artistas anónimos de la tradición oral.

El director de este Festival de Narradores Orales, el escritor Ignacio Sanz, explicó la “gran satisfacción” que significó la presencia de tener al poeta leonés en Segovia. “Amancio Prada es ante todo un poeta que no solo escribe, sino que tiene una sensibilidad extrema para cantar los poemas de otros artistas”, afirmó Ignacio Sanz; algo que Amancio demostró durante su actuación en un patio abarrotado de amantes de la literatura.

Respecto a la trayectoria del festival en sus veinte años de vida y, más concretamente, esta edición, el director señaló que es “un éxito, con sus habituales traspiés”. “Juntamos 350 personas cada día, muchas llegan y no hay sitio, desde hace 20 años. Qué se puede decir”, defendió el escritor de Lastras de Cuéllar.

También recordó el “amor por la literatura” de los segovianos, ya que “cuando la literatura está decantada, la gente es mucho más sensible de lo que pensamos. Hay un espacio para la sensibilidad y aquí se ve”.

El ciclo ‘Cuentos en los barrios para los más pequeños’ finalizó también ayer con la última actuación, a cargo de Virginia Imaz, acompañada por los jóvenes espectadores, en el Mercado Municipal de La Albuera.

El festival continúa hoy con la actuación de Raquel Lanseros (20.00 h.) en la Casa-Museo de Antonio Machado y de Tomás Sánchez Santiago (22.00 h.) en el Patio de la Casa de Andrés Laguna. Mañana terminará el ciclo ‘La poesía también cuenta’ en la Casa-Museo de Antonio Machado con la actuación de Luís Marigómez (20.00 h.); estando también programado el recital de Quico Cadaval para el sábado. Las actuaciones seguirán hasta el domingo, día 14, que finaliza este XX Festival de Narradores Orales.