4_1nerea-uva-congreso
Clara Luquero, Virginia Barcones, Agustín García Matilla, Luis Planas, Javier López-Escobar y Francisco Vázquez, en la mesa inaugural del Congreso Iberoamericano de Estudios Rurales que se celebra estos días. / n. llorente
Publicidad

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quiere que la nueva PAC sirva para modernizar el sector primario, también socialmente. Por ello no descarta implementar medidas que faciliten el relevo generacional priorizando las ayudas a los agricultores y ganaderos profesionales, y también con ayudas específicas para la incorporación de la mujer al mundo agrario.

Pero estas medidas quiere ponerlas en marcha más adelante y siempre con el apoyo del propio sector, así como con el de las comunidades autónomas.

El ministro, que inauguró ayer el Congreso Iberoamericano de Estudios Rurales en el Campus María Zambrano, dijo que de momento, lo importante es “establecer la ‘fase uno’, que iría desde el momento actual hasta las próximas elecciones europeas, en verano de 2019, para definir en común los objetivos principales en torno al presupuesto y al esquema básico de las reformas ya presentadas”.

Según Planas, resulta básico llevar una voz única a Europa para mantener en lo posible el presupuesto del primer pilar (ayudas directas, que se reducirán un 3,5%) y del segundo pilar (desarrollo rural, que bajan un 15,5%), para permitir que los agricultores y ganaderos puedan desarrollar su actividad de forma sostenible sin perder de vista la necesidad de mantener la rentabilidad de las explotaciones.

Quiere el ministro que la postura de España ante la reforma de la PAC “sea una posición de Estado, en coordinación con las comunidades autónomas y los demás operadores como las Organizaciones Profesionales Agrarias, y las cooperativas, para establecer un marco y defender una postura común en Bruselas y ante toda la Unión Europea”.
Más adelante se discutirían las modalidades de aplicación de la nueva PAC en España.

Evitó especificar de dónde saldrían las partidas para “apoyar al agricultor y ganadero profesional” económicamente. Pero sí recordó que solo el 6% de los profesionales del campo tiene menos de 35 años, y estimó necesario que haya una mayor presencia femenina en la actividad primaria. De hecho, remarcó que sólo una de cada cuatro personas que viven en el medio rural es mujer. Cifró en el 30% la parte de ingresos que suponen las ayudas de la PAC para los agricultores españoles. Por ello consideró prioritario mantener el presupuesto destinado en Europa a este concepto.

Reunión sectorial

Planas anunció que la próxima semana se celebrará el Consejo Consultivo con las comunidades autónomas para avanzar en esta puesta en común, y sobre lo cual señaló que las comunidades han sido “muy positivas a mi llamada”.

Sobre el congreso que inauguraba, Planas alabó su oportunidad para poner en valor la actividad agrícola y ganadera como principales valores del medio rural. Recordó que la producción de alimentos tiene lugar en este medio, y para ello aportó datos del número de explotaciones agrarias que nutren a las ciudades.

El ministro también recordó que el campo español padece un “envejecimiento y masculinización importantes” que es preciso atajar, así como que más del 90% de los ayuntamientos tiene menos de 2.000 habitantes. Por eso alabó el nombramiento de la nueva Comisionada frente al Reto Demográfico.

El vicerrector de la UVa, Agustín García Matilla, destacó el esfuerzo hecho por los organizadores del Congreso, y la relevancia de los asuntos que abordan, como la sostenibilidad y la despoblación. El presidente del Congreso, Tomás García Azcárate, se refirió a la relevancia que va teniendo esta cita, de caracter bienal que arrancó siendo española y portuguesa, pero que ha pasado a tener amplitud iberioamericana.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, habló del “gran potencial”, del medio rural y dijo que ofrece grandes recursos, alimenticios, naturales, o culturales. Y el delegado de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, se refirió a la importancia de la ordenación territorial ante las peculiaridades que tiene cada región o provincia.

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, dio la bienvenida a los asistentes y les recordó el esfuerzo que se realiza como ciudad cultural para mantener este patrimonio para los visitantes.

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, alabó el papel de la administración local o ‘gobiernos intermedios’ como excelentes gestores de los recursos públicos y su proximidad con los ciudadanos.

 

Localización idónea para hablar de los problemas rurales

Los participantes ayer en la inauguración del XII Congreso Iberoamericano de Estudios Rurales, que congrega a más de 200 expertos de 15 países, cuatro europeos y once latinoamericanos, coincidieron en señalar la idoneidad de su localización. Todas las autoridades que participaron reconocieron la importancia que tiene el medio rural y sus habitantes, a la vez que se está produciendo una sangría demográfica que nadie ataja.
Segovia capital, su provincia, Castilla y León, y España están sufriendo un despoblamiento rural que agudiza las diferencias y los desequilibrios territoriales.
Sociólogos, historiadores, economistas y geógrafos se dan cita en este Congreso que se clausura mañana, y del que se espera que se obtengan unas conclusiones que puedan ayudar a paliar esta irregularidad social. Los políticos de las diferentes administraciones que inauguraron el seminario no asumieron responsabilidad alguna y afirmaron que esperan recibir esas conclusiones para poder trabajar al respecto.
El ministro de Agricultura, Luis Planas, confió en que la nueva PAC pueda ayudar a remediar el problema del medio rural español. Y esperó que este congreso de Estudios Rurales sirva para estudiar bajo una dimensión polifacética todos los aspectos relativos al desequilibrio que padece un medio rural que ocupa 84 por ciento del territorio español y, sin embargo, solo concentra al 20 por ciento de la población.
El punto de vista económico, el humano, el social y el medioambiental son clave, según Planas, en la transformación que están experimentando tanto España como Europa, donde se está produciendo una destacada concentración urbana y una despoblación rural originada por la pérdida del nueve por ciento de los habitantes desde el año 2000. En este sentido, también subrayó el compromiso del Gobierno central con los asuntos demográficos y marcó como línea de trabajo el impulso de políticas que permitan desarrollar la agricultura y la ganadera y contribuyan a fijar población a través de un modelo cooperativo.
El Congreso continúa hoy jueves con nuevas ponencias de expertos, antes de que se clausure mañana viernes con la presencia de la consejera de Agricultura de la Junta, Milagros Marcos.

La anécdota. La llegada de las autoridades al Campus María Zambrano supuso para algunos estudiantes una sorpresa. Fueron varios los que coincidieron con el ministro de Agricultura, la delegada del Gobierno en Castilla y León, la alcaldesa, el presidente de la Diputación y el delegado territorial de la Junta, a las puertas de la Universidad. Los coches oficiales y la presencia policial alteró el clima habitual de este recinto, donde se dan cita universitarios ultimando sus cursos, y jóvenes aspirantes que formalizan estos días sus matrículas y preinscripciones. “¿Quién es ese señor?” se preguntaban algunas jóvenes con carpetas bajo el brazo, para intentar luego hacerse entre ellas fotografías con sus teléfonos móviles. Los propios guardaespaldas o los asesores de las autoridades, les resolvían sus dudas. La visita de Luis Planas supuso ayer el primer de un miembro del Gabinete de Pedro Sánchez en la provincia de Segovia. El propio ministro se encargó de decir que era su primera visita a la ciudad como ministro, pero no como ciudadano, alabando los atractivos de Segovia.