Adolfo Suárez, en la piel de la ciudad

La Plaza del Seminario lleva desde ayer el nombre del primer presidente del Gobierno de la Democracia, cuya placa fue descubierta ayer en un acto oficial

2

En Segovia, una pequeña ciudad castellana, Adolfo Suárez comenzó a gestar su carrera política, ligada de forma indisoluble a la llegada y la consolidación de la democracia en España tras casi cuatro lustros de dictadura. Años más tarde, Segovia ha grabado su nombre en la piel de la ciudad dedicándole la Plaza del Seminario, que desde ayer cede su nombre al del político abulense a escasos metros de la sede del Gobierno Civil -hoy Subdelegación del Gobierno-. La alcaldesa Clara Luquero descubrió la placa que renombra la plaza en un acto en el que estuvo acompañada por el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, la subdelegada del Gobierno Pilar Sanz y una amplia representación de ediles del equipo de Gobierno y del Partido Popular, a excepción del representante de IU, Luis Peñalosa.

En el vestíbulo central de la Subdelegación del Gobierno, tuvo lugar el acto formal de la lectura del acta de la sesión de pleno del pasado 31 de marzo en la que se aprobó por unanimidad el cambio de denominación de la calle conforme al Reglamento de Honores y Distinciones. Posteriormente, Luquero tomó la palabra para glosar la figura de Suárez al que definió como “un ejemplo de político íntegro y honrado”. Asimismo, señaló que resulta difícil “estar a la altura de una persona que inició la andadura democrática de un país que primero le incomprendió, mas tarde le olvidó y por último le homenajeó; pero que nunca podrá honrar como merece su enorme legado”.

También recordó su efímero pero enriquecedor paso por Segovia, donde en poco más de un año como gobernador civil hizo germinar la “semilla democrática de España” iniciando los primeros pasos para el cambio político. “Aquí conoció al entonces príncipe de España, y entabló amistad con personas que le ayudarían en su etapa de presidente de Gobierno como Fernando Abril o Andrés Reguera Guajardo”, aseguró la alcaldesa, que tampoco olvidó el trabajo realizado por Segovia por Suárez con el impulso a la creación del Colegio Universitario Domingo de Soto.

Por todo ello, la alcaldesa aseguró que Adolfo Suárez” tiene por derecho propio el mejor escaño en el imaginario parlamento de la historia reciente de nuestro país”.

Desde ayer, los nueve azulejos que conforman la placa de cerámica decorada al estilo castellano reflejarán para siempre el nombre de un político que eligió Segovia para impulsar un proyecto común de convivencia.