9_2nerea-acueducto-mutante
Diez niños participaron en la primera jornada del taller ‘Acueducto Mutante’, una iniciativa de Patrimonio Histórico y Turismo para dar a conocer el monumento a los más pequeños. / FOTOS: NEREA LLORENTE
Publicidad

Como auténticos romanos. Así estaban esta mañana los primeros participantes de la edición de este año del taller ‘Acueducto Mutante’ que se desarrolla en la Casa de la Moneda. Algunos no quisieron ataviarse como los antiguos romanos, pero todos participaron por igual, cada uno con su cometido y su función delimitada desde el principio, en la construcción de un gran acueducto rojo de grandes dimensiones que incluso se mantenía en pie.

Mientras ‘trabajaban’, iban aprendiendo también los usos de este tipo de construcciones y algunos detalles históricos, todo ello en un ambiente distendido y cargado de humor, porque hasta el emperador trabajaba como uno más.

Y, por supuesto, al terminar la construcción, los diez participantes que acudieron al taller recibieron su recompensa: unas monedas de chocolate, una camiseta con ‘Govi’ y un diploma que les identifica como ‘guardianes del Acueducto’.

Este taller, que se repetirá los días 8, 16, 24 y 29 agosto, a partir de las 11.00 horas (la duración aproximada es de 45 minutos) está dirigido al público familiar (niños a partir de cuatro años) y tiene las plazas limitadas, por lo que para poder participar hay que reservar y comprar la entrada con anticipación —por un precio de 3 euros, se pueden adquirir en la Central de Reservas y en la página web www.turismodesegovia.com, e incluye también la entrada gratuita a la Real Casa de la Moneda y a la Colección de Títeres de Francisco Peralta—.

Compartir