Actores conversadores y mimos sin habla

Titirimundi recoge las mejores tendencias del mundo de los ‘clowns’ y las marionetas

Propuestas de todo tipo pueden encontrarse en la programación de Titirimundi, algunas actuaciones con títeres y marionetas al estilo tradicional y otras mucho más novedosas, como el montaje de ‘Otelo’ que presentó ayer en La Cárcel la compañía chilena Viajeinmóvil, que reinterpreta la popular tragedia de Shakespeare.

También se pudo disfrutar ayer de una de las novedades del programa de este año, el ‘Conversatorio’ de Quico Cadaval en el escaparate de un negocio de la céntrica Calle Real. El concepto es tan sencillo como su nombre indica, ya que consiste en conversar con el artista, eso sí, con algunas reglas: cada cliente dispone de nueve minutos de conversación y es él el que elige el tema sobre el que se va a hablar; son los participantes los que deciden el reparto de los tiempos a la hora de hablar —se controlan con un reloj de ajedrez—; el hablador (Quico Cadaval) no está obligado a dominar el tema; y, por último, “el hablador se compromete a no difundir lo que se habla, en cambio, el cliente es libre de contar lo que quiera”.

Esta iniciativa, que tiene un fin solidario, ya que los clientes abonan un euro para participar que luego se destinará a una oenegé, se repetirá durante los próximos días en diferentes escaparates del centro de la ciudad.

Asimismo, grandes y pequeños tuvieron la oportunidad de ver ayer una de las actuaciones de ‘clown’ clásico, al más puro estilo Pepe Viyuela, en la Plaza Mayor, gracias al espectáculo de Jam, un ‘mêtre’ de lo más patoso que arrancó las carcajadas de grandes y pequeños con sus torpezas. La interacción con el público, fundamental en este tipo de actuaciones, dejó en los asistentes momentos de complicidad, risas, ternura, juego y, sobre todo, mucha imaginación, porque el artista no pronunció ni una sola palabra.

FuenteEL ADELANTADO 
Compartir