Abrir las puertas hacia el futuro

Los vecinos de La Albuera y la comunidad educativa aplauden la ampliación

0

La mañana del 4 de mayo de 2009 pasará a formar parte de la dilatada historia del colegio de El Peñascal, inscrito en el centro neurálgico de un barrio que ha crecido y se ha desarrollado a su alrededor hasta convertirse en uno de los más populosos e importantes de la capital.

Conscientes de la importancia de un acto que va más allá del protocolo de cualquier obra, la comunidad educativa del centro quiso estar presente en la colocación de la primera piedra de unas obras que avanzan rápidamente hacia su conclusión.

Ejerciendo de correcto anfitrión, el director del CEIP “El Peñascal”, José María Gutiérrez acompañó a Francisco Javier Serna en un breve recorrido por las instalaciones del centro, tras explicarle sobre un plano las características más singulares de la obra de ampliación.

Gutiérrez, con más de 30 años de carrera docente a sus espaldas, no podía ocultar su emoción en un acto que calificó como “muy ilusionante para todos y especialmente para mi, que estrené este centro como alumno y casi cincuenta años después veo que la aceptación de las familias hacia nuestro trabajo ha llevado a conseguir esta obra, lo cual nos llena de orgullo a todos, y estamos dispuestos a trabajar denodadamente para que todo salga bien”.

Al apoyo de la comunidad educativa hay que sumar el de los vecinos del barrio, cuyo presidente, Mariano San Romualdo, expresó con su presencia el respaldo del movimiento vecinal a esta obra.

San Romualdo aseguró que las nuevas instalaciones del colegio “van a servir para revitalizar el barrio, ya que al aumentar las plazas escolares también aumentará el volumen de personas que puedan dinamizar el barrio”.

Asimismo, expresó su satisfacción por la próxima construcción del polideportivo, que en su opinión dará a La Albuera “unas instalaciones que necesitaba y que estaba demandando”.