Tramo de la Muralla de Segovia en su zona Norte, con mucha vegetación que coloniza la piedra. / Kamarero
Publicidad

El Ayuntamiento, a través del área de Patrimonio Histórico, ha abierto el plazo para la presentación de alegaciones, reclamaciones o sugerencias, en su caso, al proyecto modificado de restauración de la Muralla de Segovia y recuperación de su entorno urbano en la zona del Hospital de la Misericordia, dentro del paño norte del monumento.

Como se recordará, se trata de una intervención que cuenta con la cofinanciación del Ministerio de Fomento, a través del 1,5% cultural. En este sentido, El Gobierno de España aportará el 75% del coste de los trabajos de restauración, que se ha estimado en 1.513.641,91 euros; es decir, 1.135.231 duros, mientras que el 25% restante correrá a cargo del presupuesto municipal.

En un pleno extraordinario celebrado en marzo de este año la corporación aprobó el presupuesto que incluye ya una partida municipal para hacer frente a este gasto, en torno a medio millón de euros, incluyendo 378.000 euros para la ejecución de la obra y el coste del proyecto y otras cuestiones no subvencionables como la dirección de obra, la coordinación de seguridad y salud, los trabajos de seguimiento arqueológico, etc.

La finalidad es actuar en un tramo de 330 metros del paño de la Muralla Norte, entre los cubos o torres 43 y 51, que los responsables municipales consideran es el que se encuentra en peor estado de los más de 3 kilómetros del monumento, una de las fortificaciones de mayor longitud de todo el Estado y conservada casi en su totalidad.

El Consistorio segoviano ha publicado esta semana en el Boletín Oficial de la Provincia el anuncio correspondiente por el que hoy mismo se ha abierto un periodo de información pública de 15 días para consultar este proyecto modificado, que fue aprobado por la Junta de Gobierno Local el pasado 18 de julio.

Provisional

El plazo de ejecución de las obras de restauración se ha fijado en diez meses, por lo que el Gobierno municipal espera que pueda ser ejecutado en su totalidad en el próximo año 2020, “en función de los plazos que dependen en parte de otras administraciones”.

El Ministerio de Fomento comunicó inicialmente la concesión provisional de la subvención con cargo al 1,5% cultural y el Ayuntamiento tenía plazo hasta el mes de septiembre para remitir una serie de documentación exigida para que los técnicos del departamento ministerial comprueben que se cumplen los requisitos de la convocatoria.

La previsión del área municipal de Patrimonio Histórico es que las primeras intervenciones puedan comenzar el próximo febrero para concluir las obras en diciembre “si no hay imprevistos por cuestiones que no dependen de nosotros”, según puntualizó el primer teniente de alcalde, Jesús García Zamora, cuando se aprobó el proyecto modificado.

La Ley de Patrimonio Histórico establece que un porcentaje mínimo del 1% (desde 2104 se aplica un 1,5%) del presupuesto de las obras públicas que ejecuta la Administración General del Estado debe destinarse a la recuperación del patrimonio cultural español.

Monumento por descubrir

La Muralla de Segovia fue declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento en 1949 y forma parte del Conjunto Histórico del Recinto Amurallado, declarado Bien de Interés Cultural el 12 de julio de 1941.

A pesar de ser uno de los monumentos más importantes de la ciudad, para algunos expertos el cuarto en importancia después de Acueducto, Catedral y Alcázar –en competición con otros relevantes como la Casa de la Moneda o el Parral–, todavía es uno de los desconocidos incluso para los segovianos y puede deparar algunos descubrimientos como los producidos el año pasado durante la ejecución de las obras de la calle de San Juan, cuando aparecieron restos de uno de los cubos que había en ese punto, junto a la desaparecida Puerta de San Juan.

El Ayuntamiento ha destinado más de 6 millones de euros en los últimos años a la Muralla y el Plan Especial de Áreas Históricas de Segovia (PEAHIS) incluye la expropiación de construcciones junto a ella en el paseo de Santo Domingo de Guzmán y convenios urbanísticos para facilitar el acceso a la misma.