A la espera del juicio

La fiscalía pide cuatro años de prisión para los dos acusados del robo, a quienes imputa un delito de robo con fuerza en las cosas de valor histórico y patrimonial.

A la espera de que el Juzgado de lo Penal señale la fecha para la vista oral en la que se diluciden los hechos, la Fiscalía Provincial ha remitido ya al juzgado de instrucción número 5 de la capital las conclusiones provisionales de su escrito de acusación, en el que pide para los dos presuntos autores del robo de las coronas de La Fuencisla una pena de cuatro años de prisión.

En las conclusiones, a las que ha tenido acceso este periódico, la Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de robo con fuerza en las cosas de valor histórico-artístico y cultural, que el Código Penal contempla en sus artículos 237, 238.1 y 241 respectivamente, por lo que solicita para B.M.D. y J.A.A. una pena de cuatro años de prisión. Asimismo, asegura que en el caso de J.A.A. concurre la circunstancia agravante de reincidencia, ya que en sus antecedentes consta dos condenas por robos con fuerza en 2009 y 2011 por las que cumplió ocho meses de prisión.

El escrito de la fiscalía establece también la responsabilidad civil de los acusados, que conforme a las conclusiones elevadas al juzgado deberán indemnizar “conjuntamente y solidariamente” a la diócesis de Segovia con 36.503,4 euros por los daños causados en la imagen y en las coronas. Esta cantidad resulta de la suma de la evaluación de los daños a la imagen, cuya restauración se cifra en 33.400 euros, así como los causados a las coronas que le adornan, que fueron restauradas en un taller de orfebrería de la capital por un importe de 3.103 euros.

La Fiscalía incluye en su escrito de conclusiones el relato de los hechos del robo, en el que asegura que los autores del delito “se encontraban en el exterior del santuario de la Virgen de la Fuencisla entre las 7,30 y las 9,00 de la mañana del 20 de enero, con la finalidad conforme al plan que previamente habían establecido de entrar en el mismo y apoderarse de las coronas y el globo terráqueo de la imagen para obtener un beneficio patrimonial ilícito”.

El escrito señala que B.M.D. “se quedó en el exterior del santuario vigilando y asegurando que nadie les sorprendiera”, mientras que J.A.A. “entró en el santuario y accedió tras trepar y saltar por la verja de 10 metros que separa la zona de los feligreses del altar al lugar donde se encuentra la referida imagen, a unos ocho metros del suelo”.

El relato de la fiscalía indica que fue éste último quien se encargo de arrebatar las coronas de la Virgen y el Niño y “se llevó tras fracturar la mano izquierda el globo terráqueo que el Niño portaba”. Tras bajar del retablo, introdujo las joyas en una bolsa de deporte que B.M.D. le facilitó y “decidieron esconder los efectos entre unos arbustos próximos a un camino entre el Arco de la Fuencisla y el puente de madera cercano al mesón “San Pedro Abanto” para que no los encontrase la Policía en su poder”. La fiscalía considera que la precipitación en la huida les hizo perder la aureola de plata de la imagen, que fue encontrada cerca del quiosco de la Alameda de La Fuencisla.

En defensa de su inocencia.- B.M.D. uno de los dos acusados por el robo sacrílego en La Fuencisla asegura no tener nada que ver con este robo, y aseguró en una entrevista concedida a este periódico el pasado mes de septiembre que las pruebas de ADN obtenidas por la Policía en el lugar de los hechos no demuestran que hubiera participado en la comisión del delito. El imputado fue detenido el 27 de enero y permaneció cinco meses en prisión hasta que prosperó la petición de excarcelación de su abogada ante la falta de pruebas consistentes que avalaran su implicación en este hecho. El acusado aseguró en esta entrevista que su detención obedece a “presiones policiales” para resolver este asunto lo antes posible, y aseguró que su familia “es muy religiosa y muy devota de la patrona, a la que yo he visitado cuando era pequeño.

FuenteM.G. 
Compartir