Publicidad

La Diputación Provincial ha llevado a cabo un estudio para conocer las necesidades comerciales de 208 municipios de la provincia —todos menos Segovia—, y que ha revelado que 96 de ellos carecen de comercios, y ocho no tienen ningún tipo de abastecimiento. Este estudio se ha llevado a cabo bajo la Estrategia para el Comercio de la Junta de Castilla y León 2016-2019, y que dota a cada institución provincial de la región con 44.000 euros para desarrollar la investigación.

En el caso de Segovia, la Diputación contrató a Vanessa Yanes como técnico para elaborar el estudio, además de contar con la ayuda de otros técnicos de la institución provincial y agentes para el diálogo social. En la rueda de prensa de presentación estuvieron presentes el diputado de Promoción Económica, Jaime Pérez, y el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar.
En un estudio previo de la Junta reveló que 24 zonas de la región presentaban problemas en cuanto a acceso al comercio se refiere, dos de ellas en la provincia de Segovia. Además, otras unidades básicas de ordenación de servicios (UBOSTS) de la provincia están realmente afectadas, como la zona del Nordeste (Ribota, Campo de San Pedro o Riaguas de San Bartolomé), la zona de La Campiña (Aldeanueva del Codonal, Melque de Cercos o Villeguillo) o la zona de La Cuesta-La Panamera (Fuentidueña, Castrojimeno o Torreadrada).

Los dos aspectos fundamentales que se han tenido en cuenta para este estudio, como afirmó el diputado de Promoción Económica, han sido las necesidades de abastecimiento de productos cotidianos, y el potencial comercial de las áreas de interés turístico, que la Diputación considera la mayor parte del territorio de la provincia. La técnico contratada para este estudio ha visitado presencialmente cerca de un centenar de municipios, además de elaborar encuestas entre la ciudadanía de las que se han sacado las conclusiones.

Además, este estudio de la Diputación revela que aproximadamente un 40% de las 562 tiendas que hay actualmente en la provincia, cerrará sus puertas en los próximos años, es decir, unos 224 establecimientos. Entre los 208 municipios analizados existen 55 supermercados de más de 50 metros cuadrados, ubicados en 24 municipios. Sin duda, los mayores problemas revelados por el estudio han sido la falta de cualquier tipo de abastecimiento de productos de primera necesidad en ocho municipios segovianos, así como la situación de que una gran parte de los establecimientos vaya a cerrar próximamente.

Esta situación provoca también, como explicó el diputado de Promoción Económica, “graves fugas comerciales” a provincias limítrofes de la región, como Burgos o Valladolid, e incluso a otras comunidades autónomas, como Madrid.

Para intentar solucionar este gran problema, Jaime Pérez comentó que la Diputación trabaja en la promoción de ayudas para la creación de nuevas empresas y emprendedores, a las que se han destinado hasta 50.000 euros anuales, y de las que se han beneficiado más de 200 iniciativas de las que un tercio corresponde a entidades comerciales. Para estas ayudas, se ha prestado especial atención en la figura de la mujer, ya que “está demostrado que cuando la progenitora de la familia establece un comercio en un pueblo, el resto de la familia permanece allí”, afirmó Pérez.

Asimismo, la institución provincial mantiene un acuerdo con la Federación Empresarial Segoviana (FES) y la Asociación de Comerciantes Segovianos para establecer sinergias que desemboquen en acciones que fortalezcan al sector. El diputado de Promoción Económica concluyó que, tras los resultados de este estudio, la Diputación se compromete a intensificar las medidas que logren el mantenimiento y la supervivencia del comercio en las zonas rurales.

DOS LÍNEAS DE AYUDA DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

Además de las acciones de la Diputación de Segovia para intentar sofocar el problema de la falta de comercios en la provincia, la Junta de Castilla y León establece dos líneas de ayuda para emprendedores que se decidan por poner en marcha un establecimiento comercial en las localidades en las que se ha demostrado una falta de ello.

La primera de estas líneas de ayuda está destinada tanto al inicio de la actividad comercial como a la mejora de establecimientos ya existentes. Para esto, la Junta ofrece, dependiendo del proyecto presentado, ayudas de entre 50.000 y 70.000 euros por proyecto, que permitirían financiar hasta el 75% del total de la inversión.

La segunda de las líneas está especialmente destinada a aquellos municipios más afectados por la falta de comercios —85 en toda Castilla y León—, y cuenta con 200.000 mil euros ampliables dependiendo del proyecto presentado, que será estudiado por el organismo correspondiente de la institución autonómica.

Los interesados pueden solicitar estas ayudas hasta el día 18 del próximo mes de noviembre. Podrán recibir más información en las oficinas que la Junta de Castilla y León tiene repartidas por toda la región o en el Área de Promoción Económica de la Diputación de Segovia.