palacio-justicia
El Palacio de Justicia de Segovia secundó ayer la huelga. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Casi 3.000 jueces y más de 1.200 fiscales de toda España, casi el 50 por ciento, secundaron ayer la primera huelga conjunta convocada por las cuatro asociaciones de jueces y las tres de fiscales para exigir al Ministerio de Justicia una mejora en sus condiciones laborales, mayor independencia judicial, y la adaptación de la Administración al siglo XXI. En los juzgados de Segovia, el seguimiento fue mayoritario, ya que la huelga fue secundada por cinco fiscales de un total de ocho, el 62,5 por ciento; y por catorce jueces y magistrados de un total de diecisiete, el 82 por ciento.

Como consecuencia del ejercicio del derecho de huelga se suspendieron la totalidad de diligencias, señalamientos y vistas previstas para el día de ayer en los órganos judiciales en los que era necesaria la participación de los jueces y fiscales que ejercitaron su derecho a huelga —14 actuaciones de 16 programadas—. Pero sí que respetaron de forma escrupulosa los servicios mínimos, principalmente los derivados del servicio de guardia.

Desde la Magistratura, “pedimos disculpas a todos aquellos que se hayan visto afectados por el ejercicio legítimo del derecho de huelga por parte de jueces y fiscales, que entendemos justo y proporcionado ante el inmovilismo adoptado por los responsables políticos para que algún día tengamos en España una justicia independiente, moderna, rápida y de calidad. Y trasladamos a la ciudadanía esta pregunta: ¿Interesará a alguien que no tengamos esta justicia que reclamamos?”.

Compartir