ult_nerea-donantes-sangre
Miembros de la junta de la Hermandad, así como varios donantes posan con los integrantes de la corporación municipal en el Ayuntamiento. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El Ayuntamiento de Segovia entregó ayer la Medalla de Oro de la Ciudad a la Hermandad de Donantes de Sangre de Segovia, otorgada por acuerdo unánime de la corporación municipal hace un año en reconocimiento a su compromiso solidario y los méritos notables que ha acumulado en sus 43 años de trayectoria.

El presidente de la Hermandad, Mariano de Frutos Hernando, recibió la distinción de manos de la alcaldesa Clara Luquero en un acto que congregó en el patio del Ayuntamiento a responsables de organizaciones hermanas de Castilla y León y a los “queridos donantes”, los grandes protagonistas de la sesión. Como gusta recordar a la alcaldesa “sin donantes no hay sangre y muchas vidas dependen de ella”, pero también es impagable la labor social de concienciación, educación y captación que realizan los directivos y delegados de la Hermandad, que ayer ensalzó la alcaldesa.

Mariano de Frutos, muy emocionado, valoró que la concesión de la Medalla de Oro nazca del acuerdo de todos los miembros de la corporación municipal ya que es un símbolo de unidad. “Con vuestra unanimidad generosa —señaló presidente de la Hermandad ante los concejales—habéis hecho, si cabe, más grande, el hermoso lema que tenemos y defendemos los donantes de sangre: “ni raza, ni religión, ni frontera…nos une la vida”.

En este caso la máxima distinción de la ciudad de Segovia ha recaído en miles de personas, en concreto en los 17.081 héroes anónimos que de forma anónima, voluntaria y altruista han dado su sangre para hacer llegar litros de vida a quienes lo necesitan. Son los donantes que conforman la Hermandad de Segovia, —de ellos, 5.163 de la capital—, y que con su compromiso han escrito durante más de 40 años una bella historia de generosidad. A lo largo de estas cuatro décadas se han realizado en la provincia 187.118 donaciones lo que ha supuesto la captación de 84.203,10 litros de sangre.

“Aunque físicamente he recogido como presidente de la Hermandad esta Medalla de Oro, —dijo Mariano de Frutos—sin duda alguna, esta Medalla es de todas y todos los donantes de sangre, que donación a donación han contribuido y contribuyen a una sociedad mejor y más justa”.

En la asociación de naturaleza privada y de carácter cívico, fundada en 1.974 y que inició su actividad en enero del 75 como auxiliar decidida de los poderes públicos, “hemos excluido todo provecho material y ánimo de lucro siendo nuestra labor principal la de estimular la donación altruista de sangre y sus derivados, fomentando el espíritu de solidaridad, altruismo y participación ciudadana, sin discriminación alguna y teniendo el muy claro compromiso de que la sangre no le falte a nadie que la pueda necesitar”. Tras esta declaración y como no podía ser de otra manera, el representante de la Junta Rectora de la Hermandad aprovechó para pedir a los presentes y a todos los segovianos a hacerse donantes del ‘oro rojo’ porque así también dan vida.

Compartir