15.000 euros solidarios con los más desfavorecidos

La Asociación de Clientes Solidarios de Caja Segovia entrega a varias ongs y entidades religiosas donativos procedentes de las dietas de la candidatura independiente de impositores

1

La Asociación de Clientes Solidarios de Caja Segovia, impulsada por la candidatura independiente de impositores que encabezó en su día Bonifacio García de Frutos, ha destinado 15.000 euros a distintos proyectos solidarios, a través de ongs y entidades religiosas, totalizando así la aportación de 30.500 euros, para un total de nueve proyectos en el Tercer Mundo.

El dinero proviene de las dietas que perciben los ocho consejeros generales que obtuvo esta candidatura por su asistencia a las reuniones de los órganos de Gobierno de la Caja; los consejeros entienden que los clientes que en su día les votaron, así como los que les avalaron, también forman parte de esta acción de solidaridad con los más pobres, de ahí el nombre de la asociación.

Entre las ayudas entregadas figuran 2.400 euros para el proyecto ‘Salvando vidas 2’, que serán aplicados a la compra de un microscopio binocular para la ‘Misión do Forte’ de Namibe (Angola), dinero que se entregó a la hermana Sara, misionera de Acción Parroquial de Segovia; y 4.300 euros para el proyecto ‘Ayuda para matar el hambre’ que se destinará a la compra de diversos alimentos básicos para personas marginadas de la calle y orfanato en Brazzaville (Congo), dinero que recibió sor Victoria Herranz, de La Losa, de las Hijas de la Caridad.

También se destinaron 2.100 euros al proyecto ‘albergue para personas abandonadas en la calle’ que serán empleados en acondicionar la segunda planta de un albergue en Naranjos (Perú), dinero que recogió Cristina Hernández, de la Asociación San Vicente de Paúl; y 3.400 euros para el proyecto ‘instalación de placas solares’ para un centro de formación de mujeres, biblioteca infantil y sala polivalente en Wenou (Benin), cantidad recibida por María Isabel Escorial, de la Asociación San Vicente de Paúl.

Finalmente, se destinaron 2.800 euros al proyecto ‘mejora de la calidad de la enseñanza’ en Guerra (República Dominicana), dinero destinado a la compra de material, medicinas y contratación de profesorado, donativo recogido por Felicitas Rubio, de la Asociación Futuro Vivo en Segovia.