Los responsables del torneo espinariego, junto a las autoridades regionales y provinciales. / el adelantado
Los responsables del torneo espinariego, junto a las autoridades regionales y provinciales. / el adelantado
Publicidad

La XXXIII edición del Open de Tenis de Castilla y León ‘Villa de El Espinar’ y el IV Torneo Internacional Femenino se celebrarán del 28 de julio al 5 de agosto. El director general de Deportes, Alfonso Lahuerta, presentó ayer en Valladolid el Open de Tenis, que por cuarto año consecutivo acoge también la IV edición del Torneo Internacional Femenino ITF 10000. Esta competición ha sido reconocida en el ámbito nacional e internacional y está incluida en el circuito mundial de tenis profesional de la Asociación Mundial de Tenis Profesional (ATP).
La localidad segoviana de El Espinar volverá a acoger este evento deportivo ligado a la imagen de Castilla y León. La celebración y disputa de estos torneos internacionales tiene trascendencia deportiva, pero también una positiva repercusión económica en la Comunidad, derivada de la actividad comercial y turística. El director estuvo acompañado en la presentación celebrada en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid por el presidente de honor y fundador del torneo, Pedro Muñoz Asenjo; la directora del Open, Virginia Ruano; el presidente de la Federación de Tenis de Castilla y León, José Luis Corujo, y el concejal de Deportes de El Espinar, Juan José García.
En la edición de 2018, el Open ofrece dos torneos, el masculino y el femenino. El torneo masculino tendrá un premio de 85.000 euros y el femenino de 23.000 euros. En la edición de este año, el torneo de El Espinar es la única competición del mundo que se juega en unas instalaciones que están dentro de una Reserva de la Biosfera.
Para tomar parte en esta edición se han inscrito, en el torneo masculino, 86 tenistas, representantes de 36 países de los cinco continentes. Entre los 22 inscritos del cuadro principal, hay jugadores de 12 naciones: Italia, Alemania, Bosnia y Herzegovina, Holanda, Francia, Turquía, Rusia, Austria, Croacia, Ecuador, Ucrania y España. El primer clasificado está en el puesto 109 de la ATP y se trata del ucraniano Sergiy Stakovskiy, campeón del Open Castilla y León 2008 y miembro del equipo de Copa Davis ucraniano. Sobresalen también en el cuadro el español Adrián Menéndez, 139 de la ATP y campeón este año del Challenger de Puerto Vallarta (México); el italiano Luca Vanni, campeón en el Espinar en 2016 y 186 ATP, y el holandés Scott Griekspoor (215).
En el torneo femenino, se han inscrito 306 jugadoras de 50 países, con un importante incremento de la presencia internacional, que el año pasado rondó las 40 nacionalidades. Dentro del cuadro principal, hay 16 jugadoras procedentes de 18 países: Eslovaquia, Chequia, China, Rusia, Italia, Rumanía, Israel, India, Austria, Italia, Croacia, Francia, Rusia, Ucrania, México, Georgia, Noruega y España. Hay cinco jugadoras entre las 200 primeras de la WTA.
Entre las tenistas inscritas, está la vigente campeona del Open Castilla y León, la cada vez más asentada promesa de nuestro tenis Paula Badosa, 177 WTA. Figuran también en el cuadro la eslovaca Jana Cepelova (135 WTA); Dalma Galfi (343), ganadora de Wimbledon Junior 2015 o la turca Aykla Aksu, subcampeona del Open Castilla y León 2017.
El torneo cuenta con un programa de actividades paralelas de promoción deportiva, enológica, turística y cultural, que contribuyen a dinamizar la zona durante los días del torneo, fomentando la riqueza y el empleo. Además, el torneo tuvo, en la edición pasada, una repercusión mediática importante, gracias a la presencia de más de 350 medios de comunicación y la cobertura televisiva que superó los 4,2 millones de espectadores en algún momento de la competición, así como el acceso a portales de internet con internautas de más de 60 países.

Compartir