Un grupo de naturalistas trabajando en el Refugio de Rapaces. / el adelantado
Un grupo de naturalistas trabajando en el Refugio de Rapaces. / el adelantado
Publicidad

La organización WWF reclama a la Junta de Castilla y León el plan de gestión del Parque Natural de las Hoces del Riaza, en el 44 aniversario del Refugio de Rapaces de Montejo. WWF ha gestionado y protegido este espacio natural de increíble riqueza desde su creación en 1975.

Celebra los importantes logros alcanzados en este lugar emblemático en sus más de cuatro décadas de historia, pero lamenta que todavía carezca de un plan de gestión que garantice la conservación de sus valores.

El Refugio fue creado a iniciativa de Félix Rodríguez de la Fuente, entonces vicepresidente de WWF (todavía Adena), para conservar y recuperar las poblaciones de rapaces, que se habían reducido drásticamente en ese espacio. Además, junto a la población local de Montejo y a distintas entidades y empresas, se logró el reconocimiento de la riqueza ecológica de este lugar. Hoy se encuentra integrado en el Parque Natural Hoces del río Riaza, desde que este espacio protegido fue declarado en el año 2004 por parte de la Junta de Castilla y León, y forma parte de la Red Natura 2000 (la red ecológica europea de espacios protegidos).

En su 44 aniversario, WWF celebra los importantes logros alcanzados en el Refugio de Montejo en sus más de cuatro décadas de historia gracias al apoyo de miles de voluntarios, entidades como el Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza y la población local. El trabajo conjunto lo ha convertido en un espacio protegido de referencia y la colonia de buitre, con 699 parejas en la actualidad, se ha recuperado.

El pasado año, WWF envió una carta al consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León para pedir la aprobación urgente del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural Hoces del Río Riaza a fin de conservar los valores naturales del parque, sin que haya obtenido respuesta a la misma hasta la fecha.

La organización recuerda la importancia de que este parque natural cuente con un plan de gestión que garantice la recuperación y conservación de los valores del espacio, algunos gravemente amenazados (como el halcón peregrino, la perdiz, los peces o los anfibios).

Para Laura Moreno, responsable de la gestión del Refugio de Montejo, “la Junta de Castilla y León debe cumplir su compromiso de completar la planificación de sus espacios protegidos, además de dotarle de recursos económicos suficientes, ya que su gestión es imprescindible para proteger los valores del espacio natural y hacer frente a los nuevos retos”.