Miguel Ángel de Vicente, ayer durante la rueda de prensa. / kamarero
Miguel Ángel de Vicente, ayer durante la rueda de prensa. / kamarero
Publicidad

El vicepresidente y diputado provincial del Área de Asuntos Sociales y Deportes, Miguel Ángel de Vicente, ha esperado unos días para responder al portavoz del Grupo Socialista, Alberto Serna, que denunció el “desinterés”y la falta de “planificación” del primero en el servicio de Ayuda a Domicilio. De Vicente se ha presentado hoy ante los medios de comunicación con la documentación necesaria para defender su trabajo y “poner en evidencia” al líder de la oposición. De hecho, ha pedido la dimisión de Serna por “mentir deliberadamente” y lanzar informaciones “tendenciosas” e “interesadas” sobre el funcionamiento de la Ayuda a Domicilio, un servicio del que más de 1.000 familias se benefician en la provincia.

Para De Vicente, “los socialistas vuelven a hablar, una vez más, desde el total desconocimiento o desde el conocimiento interesado”. Sobre la falta de planificación de la que habla Alberto Serna, el responsable del área replica que, “primero, no sabe diferenciar los términos esencial y no esencial, y, segundo, no conoce que este servicio está sujeto a un pliego de condiciones desde 2015 que anualmente estima el número de horas a prestar y donde, además, en el ejercicio 2017, la Diputación ha prestado, con fondos propios, más de 30.000 horas por encima de los 205.000 euros que contempla el pliego de Ayuda a Domicilio”. De Vicente mostró su indignación porque “falta a la verdad, no de la gestión política, sino del trabajo que desarrollan los funcionarios y técnicos que planifican el servicio”.

MEDIACIÓN

“Serna falta a la verdad cuando asegura que se ha obviado la solicitud del comité de empresa de la concesionaria de Ayuda a Domicilio para iniciar un procedimiento de mediación, cuando no se ha recibido ningún requerimiento a este respecto”, afirmó Miguel Ángel de Vicente, que presentó un escrito del SERLA en el que se indica que “por un error involuntario, no se cursó la correspondiente convocatoria a la Diputación”.

SERVICIOS MÍNIMOS

El diputado también se refirió a los servicios mínimos para el pasado 8 de marzo, criticados, que según expuso, “fueron negociados el 2 de marzo con los representantes sindicales y aprobados por unanimidad, además de firmados por los responsables de cada sindicato en el acta del dicho día”. “No vamos a permitir críticas a un servicio porque el portavoz del PSOE diga que lleva las políticas sociales en su ADN”, añadió.

LEY DE DEPENDENCIA

La Ley de Dependencia y las prestaciones que garantiza a las personas dependientes también han generado polémica entre equipo de Gobierno y oposición, por la lista de espera generada. A este respecto, el diputado del Área de Asuntos Sociales explicó que “los motivos que llevan a esta Diputación a generar lista de espera, están directamente relacionados con las horas concedidas y la disponibilidad presupuestaria en coherencia con las disposiciones normativas”. Miguel Ángel de Vicente recordó que en 2016 “se asumieron más de 500 personas al entrar en vigor el reconocimiento de la prestación en el grado 1, cosa que el sistema provincial del servicio de Ayuda a Domicilio ha soportado sin dificultad económica”. En 2016, de acuerdo a las explicaciones de Miguel Ángel de Vicente, pasan a lista de espera las personas con resolución de dependencia de grado 0. “Los no esenciales, —añadió—, es decir, sin resolución de dependencia, siguen accediendo al servicio”. En junio de 2017 se acordó incluir en la lista de espera a aquellos casos “no esenciales” con dictamen (no tienen aún resolución) de grado 1, “pero siguen accediendo al servicio los no dependientes con grados 2 y 3”. Y en diciembre del año pasado, se acordó el paso a la lista de espera de todas las personas sin resolución de dependencia “no esenciales”, “y se inicia lista de espera para las solicitudes de alta iniciales por dependencia (esenciales), derivándoles a la solicitud de prestación económica vinculada”, explicó el titular de Asuntos Sociales.

En su opinión, “Alberto Serna debería informarse antes de hablar como si poseyera la verdad absoluta, intentando darnos lecciones con definiciones magistrales que demuestran una vez más su ignorancia”, y le recuerda que “fue el Gobierno socialista de Zapatero el que alteró el antiguo sistema de Servicios Sociales en 2006, con la aprobación de una Ley de Dependencia que garantiza derechos a los dependientes, pero olvida a aquellos que no tienen reconocida esa condiciones”.

BENEFICIARIOS

Los datos ofrecidos por el Área de Asuntos Sociales de la Diputación reflejan que en toda la provincia se beneficiaron del servicio de Ayuda a Domicilio 1.262 personas durante el año 2017. El número de horas concedidas a esos usuarios ascendió a 235.133, siendo 9.406 las dadas previo reconocimiento de la dependencia y 225.727 horas a los usuarios con la dependiencia ya reconocida.

El titular del Área, Miguel Ángel de Vicente, señaló en rueda de prensa que la inversión en el servicio se elevó a 3.774.083,66 euros, especificado de la siguiente manera, según las aportaciones recogidas en el Acuerdo Marco de cofinanciación de los Servicios Sociales: Gerencia de Servicios Sociales (2.690.216 euros), Diputación Provincial (566.749,89 euros) y usuarios (517.117,77 euros).

“Con los datos encima de la mesa —destacó De Vicente— se desprende que, aunque estamos obligados a cofinanciar el 10 por ciento, la Diputación de Segovia está cofinanciando más del 20 por ciento en el caso de la Ayuda a Domicilio. Por eso, le digo al señor Serna que si se molestara en estudiar estos datos en lugar de estar pensando en la ocurrencia que va a contar a la prensa al día siguiente, hubiera evitado mucha de la alarma social que ha intentado crear con este tema que afecta a más de un millar de familias en la provincia”.

De Vicente también apela a la “responsabilidad” del secretario provincial del PSOE, José Luis Aceves, a quien pide que “antes de meterse en la casa de los demás ordene la suya propia, y además de ejercer de portavoz de la ciudad, ponga un mínimo de orden y rigor en el Grupo Socialista de la Diputación”; y afirmó estar “harto” de que el PSOE “enarbole la bandera de los servicios sociales, en este caso (Alberto Serna) con un objetivo personal”.