Vicente Calle, en su despacho de alcalde. /JUAN MARTÍN
Vicente Calle, en su despacho de alcalde. /JUAN MARTÍN
Publicidad

Vicente Calle Enebral confirma que se presentará de nuevo como candidato del Partido Popular a la Alcaldía de La Lastrilla. A pesar de que hace cuatro años anunciaba que ésta sería su última legislatura, se lo ha pensado mejor y con el respaldo total del partido, ha decidido afrontar de nuevo una campaña electoral que le mantenga como concejal de su municipio, en el sillón de alcalde o no.

Son casi tres décadas las que Vicente Calle lleva como edil de La Lastrilla, 28 años concretamente, de los que 12 ha sido como concejal y los últimos 16 como regidor de La Lastrilla, donde confía en mantenerse si sus vecinos así lo consideran y le muestran su apoyo en las próximas elecciones municipales del 26 de mayo.

Afirma que se encuentra “en el mejor momento”, ya jubilado y con todas las ganas e ilusión del mundo para seguir trabajando. Desde el pasado mes de septiembre, cuando decidió volver a presentarse como candidato a la Alcaldía de La Lastrilla, lleva configurando una candidatura para el pueblo, entre unas 20 personas, entre las que hay gente joven, que son los que le han animado a continuar en el Ayuntamiento, como número uno del PP.

También se siente totalmente respaldado por el Partido Popular de Segovia, a los que ya ha manifestado su intención de encabezar la candidatura con la que se presentará de nuevo a unos comicios municipales. Experiencia no le falta y ganas tampoco. “Me encuentro genial para seguir trabajando y creo que puedo hacerlo”, asegura un entusiasmado Vicente Calle.

La corporación municipal de La Lastrilla está conformada por once concejales, con representación de PP, PSOE y UPyD, con el grupo popular en el equipo de Gobierno. La irrupción de nuevos partidos políticos en el panorama nacional y también en la provincia de Segovia, ha acabado con la hegemonía del bipartidismo, aunque en La Lastrilla casi no se ha notado, con los grupos mayoritarios representados por PP y PSOE. En este sentido, Vicente Calle aboga por el diálogo y mantiene que su relación es buena con el resto de grupos.

Hace unos días presumía de que el Ayuntamiento de La Lastrilla terminó el año pasado sin deudas financieras después de que los acuerdos entre los grupos municipales hayan permitido ir saneando las cuentas y cancelar la deuda que mantenía con Bankia, que ascendía a 371.000 euros.