En La Velilla residente habitualmente unas 62 personas. / kamarero
En La Velilla residente habitualmente unas 62 personas. / kamarero
Publicidad

Vecinos de La Velilla rechazan la instalación de un centro de toxicómanos en el pueblo, impulsado por la ong Dianova, para lo que ha solicitado la autorización correspondiente. La Asociación de Vecinos de este núcleo dependiente de Pedraza ha iniciado una recogida de firmas entre los habitantes de La Velilla y Pedraza, así como entre las miles de personas que los fines de semana se trasladan a la localidad segoviana, contra el centro previsto en la zona.

Según explican, Dianova, “una polémica ong que ha sido criticada por mezclar proyectos de dogrodependientes y refugiados”, entre otras cuestiones, ha solicitado la autorización para implantar en dos edificios de La Velilla un centro sanitario residencial para tratar a personas con trastornos de drogodependencias y problemas mentales con un horario de atención de 24 horas al día los 365 días del año. El centro, que pretende contar con servicios sanitarios de psicología y psiquiatría, medicina general y tratamientos básicos de régimen ambulatorio, se encuentra en una zona de aguas de los ríos Cega y Vadillo, a su paso por la localidad. En este sentido, la Asociación de Vecinos denuncia que “se está tramitando el expediente para tener la autorización, sin que se esté teniendo en cuenta que se trata de una zona inundable y con evidentes riesgos para las personas”. De hecho, recuerdan que el año pasado ya se produjeron inundaciones en la zona, que impidieron el acceso a los inmuebles, anegando totalmente los sótanos.

Desde la Asociación, integrada por unos 300 vecinos, residentes veraniegos y simpatizantes de La Velilla, consideran que para la concesión de la licencia debería tenerse en cuenta la legislación en materia de aguas y las consecuencias derivadas de su situación dentro de la zona inundable del río.

Los vecinos denuncian además que el proyecto se quiere ejecutar sobre dos inmuebles distintos y separados por una vía pública. “Las necesidades administrativas, técnicas y urbanísticas para que sea autorizado el uso de servicios sanitarios deben ser individualizados en cada uno de los edificios, ya que no cabe una licencia única de actividad para ambos edificios”. La Asociación llama la atención que frente a una actividad tan específica como es la sanitaria, “Dianova pretende hacer pasar esta actividad por un uso meramente residencial y hotelero, que es que el que tienen los edificios donde se prevé instalar el centro de toxicómanos, pudiéndose incurrir en un fraude de ley en caso de otorgarse la autorización”.

El colectivo vecinal ha enviado escritos a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), a la Junta de Castilla y León y a las administraciones locales, para que intervengan en un asunto que no solo consideran peligroso para las personas por riesgo de inundación, sino que entienden que “puede saturar los servicios sanitarios y de seguridad del municipio y es un elemento distorsionador, ya que según la memoria de Dianova, entre drogodependientes (20) y personal (18), sumarán 38 personas, cuando La Velilla cuenta con 62 vecinos residentes habituales”.