Algunos de los estudiantes que forman el Club Rotaract de la IE University en su campus de Segovia.
Algunos de los estudiantes que forman el Club Rotaract de la IE University en su campus de Segovia. / E. A.
Publicidad

Un grupo de once alumnos de la IE University que forman el club Rotaract, han decidido llevar a cabo una carrera solidaria para recaudar fondos en favor de ADISIL, la Asociación de Discapacitados del Real Sitio.

“Alguien de la asociación se puso en contacto con la Universidad para que les ayudaran a recaudar dinero para comprar una silla de ruedas”, explica Lou Ladoire, una de las organizadores que explica que, paralelamente, uno de sus compañeros, el alemán, Niklas Hess, que es quien capitanea el Club Rotaract, “quería realizar una carrera solidaria” pero aún no sabía en beneficio de quién y, desde la Universidad de hablaron de esta asociación, fuimos a verla y vimos que merecía mucho la pena”. Así que, todo surgió casi espontáneamente.

Proyección regional

Ladoire explica que “falta contacto entre la Universidad y Segovia”, por lo que les pareció una “buena idea” llevar a cabo esta iniciativa con una asociación tan local y aprovechar el momento para darla a conocer a los segovianos porque, reconoce la estudiante, “en La Granja se conoce mucho pero en Segovia es desconocida”.

Y el camino hasta la ‘Carrera Alameda’, que tendrá lugar el próximo sábado 5 de mayo en el parque de la Alameda de Segovia, no ha sido fácil. Son estudiantes de alrededor de 20 años que nunca se habían enfrentado a algo así. “Hemos tenido que pedir permisos al Ayuntamiento, nos hemos tenido que asegurar que habrá ambulancias en el evento, nos hemos puesto en contacto con el Instituto Municipal de Deportes para que nos cedan mesas y de todo… Hemos tenido que buscar patrocinadores por todo Segovia”, porque, reconoce, “al fin y al cabo somos unos individuos que nos hemos puesto de acuerdo en algo, somos muy activos y tenemos muchos proyectos a la vez, además de la Universidad”, pero que nunca habían realizado algo de estas dimensiones.

Se han implicado tanto con el proyecto y la asociación que desde este próximo miércoles y hasta el viernes, frente a la cafetería de la Universidad instalarán una mesa con productos realizados en el taller de Adisil (platos, bisutería y distintos ornamentos decorativos hechos en cristal) para venderlos al resto de los universitarios del campus, para poder recaudar más fondos. Además, el día de la carrera, la asociación instalará otra mesa bajo la carpa, junto a la habilitada para las inscripciones, para poder vender sus productos a los segovianos y/o turistas que se acerquen hasta el lugar.

Club Rotaract

Rotaract es un club que hay en distintas Universidades, que en este caso, está integrado por once estudiantes de la institución que se ha fundado este un año y que lo que pretende es “hacer cosas buenas por Segovia y crear un impacto social en la Comunidad en la que estamos”. Esta es su primera actividad pero, “si sale bien”, cuenta emocionada Ladoire, quien reconoce ser de “esos individuos que se mete en todo lo que puede” y adelanta que “al año que viene nos gustaría repetirla”.

Y es que la estudiante se muestra muy emocionada con poder ayudar a los demás pero, sobre todo, a la asociación granjeña, que ya conoce en primera persona.
“Nos hace muchísima ilusión y a mí me ha apasionado Adisil. Además, hay un par de chicos de la asociación a los que les hace mucha ilusión correr y participarán en la carrera”.

Para hacerlo, solo es necesario apuntarse en la mesa que se habilitará en el parque de la Alameda y comenzar a dar vueltas. Cada vuelta al parque tiene una longitud de un kilómetro y, por cada kilómetro recorrido, habrá que pagar un mínimo de tres euros. Además, hay un número de cuenta para la fila cero que puede consultarse a través de la página de Facebook que han creado con este motivo, llamada ‘Carrera Alameda’.

Además, estos alumnos se han implicado hasta tal punto que han realizado un video promocional de la asociación que puede verse en el canal de YouTube de Lou Ladoire y que cederán a la asociación una vez terminada la carrera.

Todos los beneficios irán destinados a rehabilitar la ‘casa respiro’ que Adisil tiene en La Granja para acoger a los discapacitados y que sus familiares se puedan tomar precisamente eso, unos días de descanso en su cuidado.

FuenteLorena Sanz
Compartir