Huertos de ocio de la capital segoviana, junto al río Clamores. / el adelantado
Huertos de ocio de la capital segoviana, junto al río Clamores. / el adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de Valverde del Majano ha destinado dos parcelas a la creación de huertos de ocio para aquellos vecinos interesados en la agricultura tradicional y ecológica. Asimismo, se pretende fomentar valores sociales como la sensibilización ambiental, el respeto hacia el entorno, el desarrollo sostenible, la gestión racional de los recursos, la alimentación sana, el consumo responsable o el compostaje de residuos orgánicos.
El pleno municipal ha aprobado la ordenanza reguladora de los huertos, que se ubicarán en una parcela de la calle La Iglesia y en la adyacente al Centro Residencial Oteruelo. Para poder optar a estos espacios hay que estar empadronado en Valverde o ser titular de un bien inmueble de naturaleza urbana incluido en el padrón tributario de la localidad; encontrarse al corriente de pago de las obligaciones tributarias, y no haber sido sancionado por razón de la posesión anterior de huertos urbanos. Solo se admitirá una solicitud por domicilio. Las personas seleccionadas podrán usar la parcela que les haya correspondido durante un periodo de dos años.
La autorización para el uso de los huertos de ocio será gratuita, al estar prohibido efectuar transacciones comerciales con los frutos obtenidos de la explotación.
La nueva ordenanza establece que la condición de adjudicatario de un huerto se perderá automáticamente por: renuncia o baja voluntaria; defunción, enfermedad o incapacidad sobrevenida; pérdida de la condición de vecino de Valverde; falta de atención de la parcela; requerimiento del terreno por parte del Ayuntamiento, y por el incumplimiento de las normas de uso de los huertos de ocio.
Los cultivos admitidos en estos huertos de ocio son: plantas comestibles de tradición hortícola, plantas aromáticas y medicinales, y otras plantas, previa autorización expresa del Ayuntamiento de Valverde. La horticultura a desarrollar será ecológica, por lo que se prescinde de productos químicos. Todas las parcelas tendrán una superficie aproximada de 50 metros cuadrados, que se delimitarán con hitos de madera. La parcela podrá ser abonada con las técnicas y materias autorizadas por la horticultura ecológica. Se prohíbe expresamente el cultivo de plantas degradantes del suelo y psicotrópicas. Cualquier conducta contraria a los preceptos del reglamento aprobado que se encuentre tipificada como infracción será sancionada por el Ayuntamiento.
El municipio ha fijado una sanción de hasta 3.000 euros para las infracciones muy graves; de hasta 1.500 para las graves, y de hasta 750 euros para las leves. Una infracción grave o muy grave por parte del titular de la autorización, dará lugar a su revocación.

Compartir