Urueñas, la tradición del Zarragón y la altura de su espadaña

1834
Vista general de Urueñas.
Vista general de Urueñas.
Publicidad

FOTOS: JOSE ANTONIO SANTOS

La localidad segoviana de Urueñas, también conocida por sus vecinos como «la capital de la Pedriza», pertenece a la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda y, es capital del Ochavo de la Pedriza y Valdenavares. Durante los años sesenta del siglo pasado, su población se redujo de manera considerable a causa de la emigración a la ciudad. Urueñas hoy cuenta con 118 habitantes censados pero, la cifra se reduce hasta los 100, cuando hablamos de residentes habituales.

El nombre de esta pequeña localidad deja a la vista algunos datos sobre sus repobladores durante la Edad Media que serían, seguramente, vasco-navarros o riojanos. Según el profesor José María Martín, el nombre viene de Ur-dueñas o, lo que es igual, el agua de las señoras. Además, Urueñas aparece en distintos documentos desde el comienzo del siglo XIII.

Pese a su escasa población, Urueñas cuenta con diferentes servicios y algún pequeño comercio, en algunos casos destinados al turismo y, una residencia de ancianos ubicada en un antiguo convento que donó el Ayuntamiento para su realización con la intención de mantener a los mayores en su pueblo natal. Esta residencia es gestionada a través de una fundación que en parte es municipal y está presidida por el alcalde del municipio.

Urueñas tiene dos barrios que históricamente han sido conocidos como «el barrio de arriba» y «el barrio de abajo» pero, hoy han pasado a denominarse Barrionuevo (el de arriba) mientras, el de abajo es el núcleo de población principal.

Patrimonio Urueñas llegó a tener una tejeraen la que se realizaban tejas de buena calidad pero, hace más de 50 años que su actividad pasó a la historia.

Los monumentos que permanecen son: La iglesia de San Juan Bautista, un edificio de piedra con tres naves, aunque una de ellas se ha transformado en un atrio. Estas naves tienen sus cabeceras rematadas con bóvedas de crucería. Es un templo de gran tamaño aunque se cree que en origen fue una pequeña iglesia románica, de la que se conservan algunos restos en el porche de la entrada y en la puerta de ingreso, que solo se adorna con tres arquivoltas con molduras y florones. De aquella época es también la pila bautismal. La iglesia de San Juan Bautista es de estilo gótico postmedieval, habitual por esta zona.

En su interior, como se ha dicho, se aprecian bóvedas de crucería en la capilla mayor y en las laterales. Repartidos por el templo, encontramos varios retablos de estilo gótico y luego el retablo mayor, realizado en el año 1678 que muestra tres pinturas de San Juan Niño.

La nave principal tiene un coro con su órgano y bajo este, la pila bautismal de estilo románico. La iglesia también guarda una importante colección de objetos de plata, como un juego de crismeras (vaso redondo o pequeña jarra de metal con tapa destinada a guardar los Santos Óleos y el Crisma) del siglo XVII. Para terminar, no podemos olvidar su espadaña gótica, de cuatro huecos, construida en 1702 que, junto a la de la iglesia de Ayllón, son las más altas de la provincia.

La ermita del Santo Cristo del Humilladero es otro de los puntos destacables del patrimonio de la localidad. Está ubicada en el Barrionuevo. Fue construida en 1639, reformada en 1882 y, por último, restaurada en 1985. Este templo fue construido gracias a la iniciativa de los vecinos y, principalmente, a Ruy Díez Álvarez, cuyo escudo es el que aparece en la puerta de la ermita.
Encontramos también los restos o ruinas de lo que fue la ermita de Nuestra Señora de Bálsamos y una fuente que tiene agua durante todo el año.

Patrimonio medioambiental En Urueñas hay dos Caminos Reales o, lo que es lo mismo, antiguas carreteras que atraviesan la localidad, una de ellas va desde Sepúlveda a Peñafiel y, la otra, desde Sepúlveda a Roa. También, por esta zona, pasa el Sendero de Bálsamos, una ruta que finaliza en Aldeonte, recorriendo las Pedrizas. En esta ruta, el agua de los arroyos y el tiempo, han creado en la zona unos imponentes barrancos.

También en Urueñas , hay otras sendas que no están marcadas como la de La Torre, Valdegómez o Los Arroyos y podemos realizar las rutas de las Casillas de Pastores. Estas pequeñas casillas, repartidas por la zona en la que se movían los rebaños de ovejas, en las que se podían refugiar unas tres personas, tienen un indudable atractivo.

Fiestas Entre las principales celebraciones que se reparten a lo largo del año en Urueñas se celebra la de Santa Águeda, en febrero, fiesta recuperada desde hace unos 30 años.

Durante la fiesta de esta santa, las mujeres toman simbólicamente el poder del pueblo y, como es tradición, se celebra una misa, una procesión, una comida de hermandad en la que participan solo las mujeres.

Otra de las fiestas más destacables es la de San Isidro, en mayo. En esta fiesta es típico jugar al chito y a los bolos y se realiza una comida para todo el pueblo. Siguiendo con el calendario, en el mes de junio, se celebra la fiesta del patrono, San Juan Bautista, con el encendido de una hoguera en cuyas ascuas se asan varios kilos de sardinas que el Ayuntamiento ofrece a los vecinos.

La Semana Cultural se celebra a mediados del mes de agosto y en ella participan hasta 800 personas en las conferencias, ciclos de cine, excursiones y competiciones deportivas…. En septiembre, llegan las fiestas del Dulce Nombre de María, en las que las peñas ofrecen sangría y se vuelve a jugar a los bolos, la pelota o la brisca.

Una fiesta muy especial es en junio, la del Santo Cristo del Humilladero que celebran con una romería. Los vecinos siguen «enramando» la entrada de la ermita del Cristo con rosas y otras flores y los devotos dejan durante los actos, sus donativos en forma de conejos, pollos…, que se sortean tras la procesión. Con el dinero obtenido entre los donativos y la subasta de las andas, se sufragan los gastos de la ermita, durante todo el año.

Pero si hablamos de fiestas, en Urueñas, hay otros momentos especiales. La misa del Gallo, la noche del 24 de diciembre, día de Nochebuena, es especial porque en ese momento se cantan villancicos muy antiguos con la participación de el Zarragón, una persona vestida de pastor, rodeado de un grupo de niños que hacen sonar los cencerros que llevan atados a la cintura.

Y, la Cabalgata de Reyes que, tras 40 años sin celebrarse, se ha recuperado. En la cabalgata participan varias carrozas y hacen paradas para entregar los regalos, por ejemplo en la residencia de ancianos, antes de llegar a la iglesia, donde está el Belén. Cuando se han entregado todos los juguetes a los niños, se hace una gran chocolatada.

Las campanas de la Iglesia Las campanas que se encontraban en la espadaña de la iglesia de San Juan Bautista, fueron llevadas a la condesa de El Escorial en los años setenta y, tras la visita que el entonces alcalde de Urueñas lehizo para poder recuperarlas, las campanas regresaron al pueblo, en los años noventa, después de 25 años desaparecidas, en medio de una gran fiesta a la que acudió el entonces obispo de la Diócesis.

Urueñas hoy Su alcalde desde 2015 es Francisco Javier Carpio Guijarro (PP) quien, al hablar de su pueblo, recuerda que, desde un punto de vista económico, sigue siendo el sector primario, agricultura y ganadería, la forma de vida principal de sus vecinos pero, no debemos olvidar que el turismo, a través de las casas rurales. Y las pensiones, por el envejecimiento de la población, como en otras localidades, también son fundamentales en el día a día de Urueñas.

Entre las obras que el Ayuntamiento tiene previsto realizar en los próximos meses, se encuentra la ampliación de la residencia de ancianos, que ahora cuenta con 24 plazas y pasaría a tener 50. De momento, comenta Carpio, tienen los terrenos comprados y están buscando la financiación necesaria entre nuevos socios, la Junta de Castilla y León y el propio Ayuntamiento, para edificarlo.

Dónde dormir La localidad de Urueñas ofrece la oportunidad de disfrutar de su entorno, alojándonos en alguna de sus Casas Rurales que son: El Mirador de la Sierra, con capacidad para 16 personas, dispone de jardín, barbacoa y chimenea. Otra de las Casas Rurales es la Casa Rural El Duratón, con capacidad para 8 personas, con jardín, barbacoa, chimenea y, admite animales. La tercera es la Casa Rural La Pedriza, con capacidad para 10 personas, dispone de jardín, chimenea y admite animales.

A la hora de comer, en Urueñas tenemos la posibilidad de comer en el Bar Kinito, ubicado en la plaza del Olmo, donde disponen de un menú y además, por encargo, es posible disfrutar de asados en su horno de leña.

RECETA

Esta semana, desde la localidad de Urueñas, Pepa será la encargada de ofrecernos una receta que es una variación menos conocida de un postre, típico de la Semana Santa, las Torrijas.

Pepa, que nació en Navalilla y, cuando se casó, hace más de 50 años, llegó a Urueñas para formar una familia, ha conseguido en estos años una vida tranquila y divertida con «su cuadrilla» formada por unas 14 amigas con las que disfruta de fiestas, como la de Santa Águeda, que se ha celebrado hace tan solo unos días. Precisamente en esa fiesta, Pepa nos cuenta que se pasaron hasta las 2 de la madrugada jugando a las cartas…

Entre las tradiciones que viven a diario en el pueblo, se encuentran estas torrijas, que ya realizaban las abuelas, diferentes a las habituales porque en su receta no aparece por ningún lado el pan duro. Estas Torrijas, llamadas de masa son distintas a las habituales pero, también exquisitas.

Torrijas de Masa. Ingredientes: 12 huevos, se coge uno de los medios cascarones de los huevos para usarlo de medida y se añade medio cascarón de aguardiente, medio cascarón de azúcar, un poquito de aceite , la ralladura de un limón, un poco de anís (licor) y harina.

Modo de prepararlo: Se bate todo bien y se añade harina hasta que queda una masa ligera, no demasiado espesa. Se pone un recipiente en el fuego con aceite en cantidad y, cuando está caliente se van añadiendo cucharadas grandes de masa para que se frían. Se van sacando y se ponen sobre un paño o papel de cocina para que recoja el exceso de aceite y cuando están todas hechas, se añade azúcar por encima. Normalmente, unas cuantas se ponen en un recipiente apropiado para poner por encima un poco de miel.

Estas Torrijas son un postre que en Urueñas se prepara en diferentes momentos del año como Santa Águeda o la Semana Santa y, Pepa asegura que están más ricas que las tradicionales que hacemos todos, con pan duro. Ya que tenemos la Cuaresma a la vuelta de la esquina, tendremos que probar.

URUEÑAS EN POCAS PALABRAS

Distancias:
A 66,8 km de Segovia

Población:
118 habitantes censados

Alcalde:
Francisco Javier Carpio Guijarro (PP)

Patrimonio:
— Iglesia de San Juan Bautista
— Espadaña de la iglesia, junto a la de Ayllón, las más altas de la provincia
— Ermita del Santo Cristo del Humilladero
— Ermita de Nuestra Señora de Bálsamos

Patrimonio Medioambiental:
— Caminos Reales
— Sendero de Bálsamos
— Sendas de La Torre, Valdegómez y, Los Arroyos
— Rutas de las Casillas de Pastores

Fiestas:
— Santa Águeda, febrero
— San Isidro, mayo
— Santo Cristo del Humilladero, junio
— San Juan Bautista, junio
— Semana Cultural, agosto
-— Dulce nombre de María

Tradiciones_
— Misa del Gallo, Nochebuena, El Zarragón.
— Cabalgata de los Reyes Magos

Dónde dormir y comer:
Casas rurales:
— ‘El Mirador de la Sierra’
— ‘Casa Rural El Duratón’
— ‘Casa Rural La Pedriza’

— Bar Kinito, menú diario y asados por encargo