La familia Romo Fraile, premio Nava de industria 2019. / el adelantado
Publicidad

Nava de la Asunción vivió la noche del pasado sábado la gala de los premios Nava 2019 que entrega cada año la asociación cultural La Mesalta. Una velada que volvió a reunir a políticos y empresarios, además de numerosos invitados, entre los que se encontraba el recordado cantante Pablo Abraira.

Ya en la gala, celebrada en el hotel Fray Sebastián, el senador Juan José Sanz Vitorio fue el encargado de entregar el Premio Nava provincial a Bodegas Avelino Vegas, coincidiendo con el reciente cien aniversario del nacimiento de su fundador y con el fin de reconocer la brillante trayectoria empresarial que han sabido continuar sus descendientes, dando empleo a multitud de trabajadores de toda la comarca y llegando a convertir las bodegas en todo un referente nacional e internacional dentro del sector vinícola. Fernando Vegas fue el encargado de agradecer el galardón, culminando sus palabras con un simbólico brindis en recuerdo a su padre, Avelino Vegas.

Otro de los premios más aplaudidos fue el dedicado a la labor social que realiza la guardia civil y con motivo del 175 aniversario de su fundación. El encargado de entregar el premio fue el alcalde de Nava de la Asunción, Juan José Maroto, quien acudió a la gala arropado por todo su equipo de gobierno. Se encargaron de recoger la estatuilla dorada, el teniente Gaspar, de la Compañía de Cuéllar y el sargento Jesús, del puesto de Nava de la Asunción. Ambos agradecieron el reconocimiento, y el sargento se mostró satisfecho al comprobar que también se tiene en cuenta a la guardia civil para cosas positivas, destacando también que Nava no es un pueblo especialmente conflictivo aunque la travesía que cruza el pueblo da tarea.

Presente en la gala para entregar el premio cultural al grupo de teatro Mandala, el mítico cantante Pablo Abraira, se convirtió en uno de los protagonistas de la noche al entonar a capella y con la colaboración de todos los presentes, su recordado tema ‘Gavilán o paloma’.

La familia Romo Fraile fue otra de las homenajeadas durante la noche. La diputada provincial en funciones, Magdalena Rodríguez, se encargó de entregar el premio Nava destinado al apartado industrial, a Talleres Romo, cuya gestión familiar se remonta a hace más de seis décadas. Los cuatro hermanos Romo recibieron el premio y tuvieron unas palabras de recuerdo para todos los miembros de su familia que han pasado por un negocio referente en su sector en toda la comarca de Nava.

El premio Nava de deportes recayó este año en la Asociación deportiva pedestres de Nava, lo recogió su presidente, Ricardo Barbado Martín, “en reconocimiento a su labor organizativa en diferentes eventos deportivos a lo largo del año y por ser reconocidos dos años consecutivos como organizadores de la mejor carrera de España en su categoría” destacó Quintín Maestro, presidente de honor del Club Balonmano Nava , al entregar la estatuilla junto a Blanca Navarro, de Manufacturas Polisac.

La joven Claudia Carrión Sanz se hizo con el premio Nava de educación, al obtener una matrícula de honor en sus recientes estudios de segundo de bachillerato, en el instituto Jaime Gil de Biedma. La diputada Sara Dueñas, le hizo entrega del galardón.

Otro de los platos fuertes de los premios Nava, suelen ser sus actuaciones, donde La Mesalta trata de exponer una pequeña muestra de la vida cultural de Nava. Con un concierto en acústico durante el cóctel previo a la gala, destacó entre las actuaciones el grupo Los Skull que amenizó la velada con temas de bandas sonoras, como La vida es bella o Indiana Jones. El coro Avaned, dirigido por Francisco González Aguado, también se preparó varias canciones de las películas, ‘Átame’, ‘Amor en Hawaii’ y ‘El príncipe de Egipto’. Los momentos de baile los protagonizaron los jóvenes del grupo de baile moderno, con varias coreografías que sorprendieron a los asistentes. Pero sin duda, la sorpresa de la noche la protagonizó la cantante de 23 años, Adriana Ángelo. La joven navera, de origen búlgaro, dejó al público con la boca abierta con la interpretación de varios temas de cine y gracias a una voz que le ha llevado a ser en dos ocasiones finalista para entrar en el programa de ‘La voz’.

El colofón lo pusieron dos desfiles de moda ambientados en la moda del siglo XX a través de personajes icónicos del cine y en personajes del mundo de Walt Disney.

Pese al éxito, desde La Mesalta se esta barajando la posibilidad de entregar los premios Nava cada varios años, “la organización anual de la gala requiere mucho esfuerzo y como entregamos premios en seis categorías, en poco tiempo nos va a ser difícil encontrar candidatos, por eso quizás sea mejor tomarse un descanso” señalan desde La Mesalta.