El público abarrotó la Plaza Mayor. / El Adelantado
Publicidad

Más de 2.500 personas han pasado este fin de semana por Ciruelos para disfrutar de la cuarta edición del festival ‘Arrea Majo’, un evento que no deja indiferente a nadie y que año tras año va consolidándose en el municipio, siendo ya un festival de referencia en Castilla y León. Esto es algo muy grande sobretodo si pensamos que en esta localidad están censados menos de 50 habitantes.

‘Dekanteo’, ‘Monóxido’ y ‘Oktopussy’ fueron los grupos encargados de abrir el festival y animar la noche del viernes.

El sábado comenzó con un divertido vermú musical con la Elektrocharanga ‘Lokomotores’. Sobre las 20:30 horas el grupo de skarockumbia ‘Limando’ dio un animado concierto que poco a poco fue llenando la plaza. Las chicas de ‘Yo no las conozco’ siguieron animando la noche, dejando paso después a Barón Rojo que fue, sin duda, la guinda del pastel. El mítico grupo no solo abarrotó la Plaza Mayor, sino que después de un impecable concierto, se hicieron fotos con el público. ‘Los de Marras’ era otro de los grupos más esperados de la noche ya que su rock no pasa de moda. Los más atrevidos cerraron la noche con ‘Vermuzazo’.

Para los que aún tenían fuerzas, el domingo hubo un vermú musical a cargo de ‘Calle 80’, para abrir boca antes de la paella que dio el punto y final al festival.

La organización expone que “hemos cubierto las expectativas con creces de cara a poder realizar la quinta edición el próximo año. Sabemos que invertir y apostar por nuestro Festival es bueno y repercute en el crecimiento cultural y económico de nuestros pueblos. Además damos un diez al público, a los patrocinados y colaboradores que para nosotros son lo más importante del festival, los que conocemos de siempre y los que vienen de cualquier lugar de España y del extranjero a conocernos”.