Los responsables de UGT y de ‘La Prote’, durante la firma, en presencia de sus respectivos equipos. /A.marugán
Los responsables de UGT y de ‘La Prote’, durante la firma, en presencia de sus respectivos equipos. /A.marugán
Publicidad

Los máximos responsables de UGT-Segovia, Manuel Sanz Prieto, y de la asociación cultural La Protección Obrera, Francisco Marugán Arribas, han formalizado con su firma la continuidad de la Unión Comarcal de UGT, al renovarse el contrato de alquiler que la organización sindical viene utilizando como sede desde hace treinta años en la planta superior del edificio de la asociación centenaria. La firma se llevó a cabo dentro de un acto protocolario, ante la presencia del secretario de La Protección Obrera, Juan Antonio Marugán Herranz, acompañado por miembros de su Junta Directiva y la presencia de los dirigentes de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de Segovia, Juan José Rubio, Segundo González y Pablo García Matilla. Además, asistieron afiliados y delegados sindicales del sindicato y socios de ‘La Prote’.

Un acto que para Francisco Marugán representaba la continuidad de buenas relaciones con la organización inquilina y recordaba la dificultad que supuso hace treinta años formalizar el contrato por vez primera, ya que “hubo que salvar los inconvenientes que planteaba el hecho de que en esta asociación se mantenía el principio de no celebrar actos políticos, sindicales o religiosos en su local, pero la sociedad había avanzado a ese nivel y la mayoría de la Junta Directiva y de los socios entendieron que vendría bien la ayuda económica del alquiler”. “Y —añadía el entonces secretario—, en nada se vulneraban los principios puesto que nada implicaba que el sindicato UGT mantuviera su actividad en la planta de arriba de este edificio, a la que hubo de hacerse las correspondientes reformas, y así ha sido a través del tiempo, cada uno ha realizado su actividad sin interferir en la del otro”.

Por su parte el secretario de UGT-Segovia, Manuel Sanz, elogió las diferentes tareas sociales que tanto desde ‘La Prote’ y esta Unión Comarcal se vienen realizando cada una en su acción correspondiente. Para el dirigente sindical la continuidad de esta sede suponía mantener la acción sindical en favor de los trabajadores, al ofrecer un servicio de asesoramiento laboral y contacto con los delegados sindicales de la comarca.

Tarea en la que significó el trabajo que realiza el responsable de la misma Pablo García. También se mostró satisfecho de los años de permanencia y de contribuir económicamente, con el pago del alquiler, a la labor cultural y social que realiza La Protección Obrera.