Tapas de concurso de festividades anteriores. / c.n.
Publicidad

Aunque la villa tiene una cita muy importante antes que San Miguel -sus fiestas patronales del 23 al 29 de agosto-, el Ayuntamiento ya prepara el Concurso de Tapas tradicional de cada año. Esta edición, la XX va a ocupar el fin de semana del 27 al 30 de septiembre, aunque la celebración de San Miguel, como se anunció, está prevista para el sábado 28.

El Ayuntamiento ha facilitado las bases del concurso y la solicitud para que se sumen al certamen todos los hosteleros interesados, que tendrán que entregar en el Ayuntamiento, antes del 22 de agosto, la solicitud totalmente cumplimentada. Desde la Concejalía de Turismo explican que se han reunido con los representantes de la empresa Mahou para acordar una serie de propuestas y gastos que asume dicha empresa para con cada establecimiento y el desarrollo del concurso. El resto de colaboraciones está pendiente de concretar con medios de comunicación  y Diputación de Segovia. La conclusión de estos acuerdos se traduce en que el concurso de este año no tendrá ningún coste para los participantes. Por otro lado, con el fin de que las tapas tengan la mejor calidad posible y elevar la categoría del concurso, se ha establecido un precio de 1,50 euros por tapa.

Los establecimientos deberán comprometerse a tener la tapa disponible desde el 28 al 30 de septiembre, de 12:30 a 15:30 horas y de 20:00 a 22:00 horas. Todas las tapas deberán realizarse de manera artesanal, utilizando, a ser posible, Alimentos de Segovia.

PRESENTACIÓN Y SERVICIOS Todos los establecimientos están obligados a presentar su tapa del concurso el 19 de septiembre en el Palacio Pedro I a las 18.30 horas de la tarde. El jurado profesional realizará la degustación y valoración de las tapas presentadas a concurso. La selección no se hará pública hasta comprobar el resultado de la votación popular. EL jurado profesional tendrá en cuenta la presentación, valores culinarios, el empleo de productos de Segovia y la creatividad.

Los premios a otorgar serán tres: a la mejora tapa del concurso, con distinción honorífica concedida por el Ayuntamiento de Cuéllar; Premio Mahou a la mejora tapa innovadora, y un tercer premio Alimentos de Segovia. Para el primero se tendrá en cuenta la decisión del jurado y la votación popular en las urnas que facilite la organización a los establecimientos, con el tradicional sistema de puntos y pegatinas por folletos. El segundo premio lo concede Mahou a través de su jurado propio, y el tercero, la Diputación de Segovia a través de su marca Alimentos de Segovia. Para los votantes que rellenen debidamente los folletos y los emitan durante el concurso, se sortearán tres comidas para dos personas en cualquiera de los establecimientos participantes del concurso.

La fiesta, que se celebrará el sábado para que los que no residen en Cuéllar puedan disfrutar también de ella, seguro hará de este XX Concurso de Tapas una cita culinaria ensalzable.