Un momento de la reunión, en la Subdelegación del Gobierno. / el adelantado
Un momento de la reunión, en la Subdelegación del Gobierno. / el adelantado
Publicidad

El alcalde de Torrecaballeros, Rubén Garcia, ha mantenido un encuentro con la subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín, durante el que ha trasladado “la preocupación y hartazgo existente entre los vecinos de nuestra localidad, así como entre todos los empresarios, muy especialmente los hosteleros, por el estado de las obras de la vía de circunvalación SG-20”. “Quienes vivimos en Torrecaballeros llevamos meses viéndonos seriamente afectados por unas obras que cortaron la salida de la circunvalación hacia la N-110 y que nos impiden incorporarnos a la SG-20 en dirección Valladolid. Estos cortes, sumados a los de otras salidas, hacen que actualmente la SG-20 no sea para nosotros una vía de acceso válida a nuestro municipio, teniendo que optar por hacer largos trayectos con desvíos complicados o bien por atravesar la capital por vías tradicionales congestionadas a determinadas horas”.

Un problema, señala el alcalde, “que ya llevamos sufriendo demasiado tiempo y que se agrava aún más en el caso de los centenares de visitantes que recibimos los fines de semana o puentes festivos atraídos por nuestra inmejorable oferta gastronómica”. “Para quienes vienen a visitarnos es sumamente complicado encontrar la salida hacia a nuestro municipio sin antes haber hecho varios desesperantes kilómetros de más”.

Ante esta situación, el alcalde, acompañado por el primer teniente de alcalde, José Manuel Tamayo, ha mantenido un encuentro con la subdelegada del Gobierno para conocer la última hora de unas obras que multiplican las molestias para los vecinos de la localidad. Para el alcalde es “absolutamente lamentable que el Gobierno del PP se quedara de brazos cruzados ante el problema existente, ya conocido en el proyecto, con el antiguo vertedero sobre el que ha de implantarse uno de los pilares del viaducto sobre el Eresma”. “En este momento, el actual Ministerio de Fomento está arbitrando una solución a este problema que otros quisieron obviar”, concluye.