‘Toñete’, en plena faena en la plaza de toros de El Espinar. / el adelantado
‘Toñete’, en plena faena en la plaza de toros de El Espinar. / el adelantado
Publicidad

Tarde importante la de ‘Toñete’ (una oreja y dos orejas) en El Espinar a un mes justo de su anunciada alternativa en Nîmes. El novillero, vestido de rioja y oro, demostró que está preparado para subir de escalafón, realizando dos faenas con gusto y torería, más dominadora la primera porque el novillo tenía un punto de violencia que ahormó ‘Toñete’ bajando la mano y llevándole muy largo; también se adornó con molinetes y cambios de mano.
Había brindado al público y paseó una oreja después de una excelente estocada. Comenzó la faena al cuarto toreando en redondo con la pierna flexionada y tras unas tandas por ambos pitones con gusto y buen concepto terminó con unos ayudados por bajo muy toreros. Volvió a enterrar el acero hasta la empuñadura y le fueron concedidas las dos orejas.
Ángel Téllez (silencio y 1 oreja) toreó muy bien por redondos a su primero y se mostró firme y seguro después de una colada con peligro terminando con tres ajustadas manoletinas. De verde botella y oro, se silenció su labor después de señalar tres pinchazos antes de una casi entera. Salió muy dispuesto en el quinto y se le aplaudió el saludo por verónicas y en el variado quite. Echó las rodillas en tierra en el inicio de faena de muleta al quinto y, cuando el novillo se paró le dio tiempo y sacó muy buenos muletazos de uno en uno. Se le concedió una oreja.
Alfonso Ortiz (silencio y silencio) gustó por su temple y cadencia en la faena a su primero que se paró demasiado pronto. No anda fino a la hora de matar y dejó tres pinchazos y una entera en el sótano; fue silenciado. Su segundo se hizo daño al girar en un capotazo y la lidia transcurrió entre los pitos del público que pidió su devolución. Ortiz, de lila y oro, lo intentó con voluntad y compostura pero era algo imposible. De nuevo se atascó con los aceros y se silenció el trasteo.
De los de plata, sobresalió la lidia de Juan Navazo al segundo y los dos pares de banderillas de Gómez Escorial al cuarto. ‘Toñete’ salió a hombros a la conclusión del festejo, en un cuarto de plaza en la que se registró una excelente temperatura.