Alcaldesas y alguacilas junto a todos los participantes de Santa Águeda en Valsaín. / Nuria García Castán
Publicidad

Valsaín celebra Santa Águeda en una jornada de frío y nieve pero acalorada por la energía de sus participantes. Teniendo en cuenta el contexto social, la palabra igualdad adquirió fuerza y estuvo presente en distintas partes de la celebración, especialmente en la cesión del bastón de mando y en la homilía de la misa, actos que inauguraron la fiesta y que contaron con la presencia del alcalde del Real Sitio, el teniente de alcalde, el teniente de la Guardia Civil y las más de 260 cofrades de la Hermandad de Santa Águeda de Valsaín, entre ellas las alcaldesas, Ana Herranz y Raquel Trilla, y las alguacilas, Nuria García y Mercedes Trilla.

En la misa, oficiada en la Iglesia de Ntra. Sra. del Rosario y con música de la Rondalla de Valsaín, las cuatro protagonistas hicieron entrega de una placa a la aguedera mayor de este año, Juana Prieto, al tratarse de una de las mujeres más veteranas del grupo, un honor que se concede desde hace siete u ocho años. Al finalizar la liturgia se procedió a la procesión por las calles del pueblo. Visitantes y aguederas caminaron y danzaron al son del grupo de dulzaina y tamboril de La Granja y Valsaín. El momento más anecdótico fue la quema del pelele; el muñeco ardía mientras las aguederas bailaban alrededor, simbolizando que en este día la autoridad eran ellas. A continuación la Hermandad ofreció a todos los vecinos un aperitivo popular en el Salón Parroquial, y al acabar todas las cofrades se retiraron a comer al Restaurante ‘Las Brasas’ de Valsaín.

Una festividad de largo recorrido

En palabras de la alguacila Mercedes Trilla, en esta Hermandad se nombran dos alcaldesas elegidas por orden de lista, de manera que todas las cofrades tienen posibilidad de ocupar este puesto al menos una vez. Las alcaldesas son las encargadas de planificar la celebración según su criterio, contando con la ayuda de las alguacilas. Éstas últimas serán poseedoras del cargo mayor al año siguiente.

Muchas participantes hicieron referencia a la larga trayectoria de esta festividad en Valsaín, y a la necesidad de investigar el origen, pues hay indicios de que Santa Águeda se comenzó a celebrar en este lugar desde hace más de cien años. Según la aguedera Marisa Cerezo, “es una de las más antiguas de la provincia”. Asimismo, destacó el gran compromiso que existe entre las mujeres del municipio a continuar esta fiesta, con una de las Hermandades más numerosas y con personas de todas las edades. Para todas ellas esta fiesta es muy emocionante y celebrarla año tras año es motivo de alegría.