Un momento de la representación en el escenario de La Losa. / el adelantado
Un momento de la representación en el escenario de La Losa. / el adelantado
Publicidad

El pasado fin de semana ha sido intenso en trabajo y emociones para el grupo de teatro del Taller Cultural de Fuentepelayo. Primero, fueron los habitantes de La Losa testigos privilegiados de la presentación oficial de la obra cómica ‘No puedo ni verte; y sin embargo, te quiero’. El público rápidamente se metió en el desarrollo de la obra para disfrutar de su contenido desde el comienzo y hasta que se cerró el telón. El espíritu de Quique Camoiras sobrevoló sobre el escenario, ya que su personalidad quedó evidente en muchos momento de la obra.

Sin tiempo para reposar, al día siguiente, el mismo elenco se desplazó hasta Ituero y Lama para exhibir su obra. Como ya es conocido en el grupo del Taller Cultural, en este pueblo se subieron al escenario ocho componentes diferentes a los del primer día, al disponer esta agrupación de varias personas diferentes para uno de los papeles del reparto.

Pese a la climatología adversa, el centro cultural y social de Ituero y Lama completó todo su aforo para presenciar la escenificación anunciada.

Tanto en La Losa como en Ituero, hay que decir que sus respectivas alcaldesas fueron unas espectadoras de lujo que no desperdiciaron la oportunidad de ayudar en la intendencia organizativa del acto, que disfrutaron al máximo de la obra y que con su presencia dieron ejemplo al vecindario de sus propios pueblos encabezando la actividad.

Estas dos actuaciones consecutivas se enmarcaron en el ciclo denominado ‘Aquí hay teatro’, que promueve la Diputación junto a los ayuntamientos de la provincia. A mediados del mes de mayo, el grupo del Taller Cultural realizará sendas representaciones del ciclo referido en las localidades de Navas de Oro y Santiuste de San Juan Bautista. Estas cuatro actuaciones reseñadas servirán como preámbulo a la temporada estival propiamente dicha, en la que el grupo actuará en una veintena de pueblos.