Luis Domingo Lozano en su peluquería ‘Luisdo’ de La Granja.
Luis Domingo Lozano en su peluquería ‘Luisdo’ de La Granja. / LORENA SANZ
Publicidad

Luis Domingo Lozano es uno de los peluqueros de La Granja y, en sus ratos libres, un fanático de la fotografía. Este año es el séptimo que una de sus imágenes gana el concurso local y se convierte en el cartel de las Fiestas de San Luis.

—¿Por qué te gusta la fotografía?
Es un hobbie que tengo desde hace unos 15 años. Empecé con una máquina pequeñita y empecé a hacer fotos. Luego hice un curso de fotografía con mi amigo Ricardo y Menchu y otro de photoshop.

—Lleva desde los 17 años siendo peluquero. Ahora sabes que eres bueno con la fotografía. ¿Te has planteado cambiar de profesión?
No, mi oficio es la peluquería y la fotografía se la dejo a los profesionales. Para mi es un hobbie.

—¿Con qué cámara realiza sus fotografías?
Tengo una Canon 550 pero realmente, las últimas fotografías las hago con mi teléfono, un Samsung S8. Las hago así porque mi amigo Ricardo me dijo que lo que hay que hacer es capturar momentos, es su lema. Y, para los momentos… El móvil lo llevas siempre en el bolsillo.

Sus fotográfias son también la portada de los programas de Fiestas.
Sus fotográfias son también la portada de los programas de Fiestas. / L. SANZ

—El último cartel, ¿lo hizo con cámara o con teléfono?
Con teléfono. (Se le escapa una risita). Y el del año pasado también. Ese, el de 2017 lo hice bajando de comprarme un bocadillo y fue una tormenta de verano que hubo en septiembre, que son las más bonitas del año y así salieron esos colores.

—El cartel de este año… ¿Cómo y cuándo lo hizo?
Fue un día de nieve que estaba aburrido en casa y salí a hacer fotos, a pesar de que no me gusta fotografiar nieve porque las veo todas iguales. Pero quise hacerla diferente. Se ve la Colegiata con un color diferente porque la luz en ese momento estaba así y lo pillé. Salió un mínimo rayo y lo pillé. Eran sobre las 10,30 horas de la mañana. Estaban los trabajadores abriendo paso y dio la casualidad de que dejaron un montón y, tirándome al suelo, vi que encuadraba la Colegiata con el banco.

—En el cartel de 2016 aparece una cerveza en primer plano desde un balcón del Ayuntamiento durante el pregón de Fiestas.
Estaba brindando y le pedí: “Que no se te mueva el vaso” e hice la foto. A la gente le gustó y ganó, aunque yo creo que había fotos más bonitas que esa. También tuve muchas críticas que decían que si fomentaba el consumo de alcohol… Pero tengo las espaldas muy anchas.

—El cartel de 2015 muestra la Puerta de la Reina iluminada con círculos de colores.
Esa fue una casualidad. Estábamos viendo ‘La GranJazz’ y fue el único año que pusieron esa iluminación, que era preciosa.

—Cuando hace las fotografías, ¿Las haces pensando en presentarlas al concurso?
Algunas sí y otras no. La última, por ejemplo, salí a propósito para hacerla. E igual sucedió en los carteles de 2012, 2013 y 2014. Pensé “tengo que hacer algo diferente para el cartel de Fiestas” y fui a ello.

—¿Por qué es tan importante ganar el concurso y que su fotografía se convierta en el cartel?
Porque es mi pueblo, ya está.

—En la imagen de 2014 se ve a los ‘toros de fuego’ en un momento de las Fiestas de San Luis.
Pillé a los cuatro ‘toros de fuego’ del encierro. Juan me permitió subir a las doce de la noche al balcón del Ayuntamiento. Me tiré al suelo para que nadie me viese y estuve esperando como tres cuartos de hora a que subiesen y, de unas 100 fotos, esa fue la que más me gustó. Además, es un encierro muy especial, una tradición, y juntar todos los ‘toros de fuego’ en una imagen es muy difícil porque cada uno corre por un lado.

—El cartel del año 2013 es muy sencillo. Aparece la iglesia de los Dolores de noche, bajo la luna llena.
Es muy sencilla pero la dificultad está en esperar a que saliese la luna mucho tiempo. La hice desde la puerta de ‘Gran Angular’ con un trípode a las doce y cuarto de la noche. La gente que pasaba me decía que si estaba tonto, que si estaba loco… Y yo les decía que “esperaba a que saliera la luna”. Pero había una nube y si esperaba mucho la perdería.

—Y, si has hecho un curso de photoshop… ¿Por qué no eliminaste la señal de tráfico que aparece a la derecha de la imagen?
Porque si no la gente se daría cuenta y diría que es un montaje. No se pueden quitar elementos ni ponerlos. Puedes dar un poco de saturación o aclarar la foto para que se vea mejor, pero cuando pones o quitas algo ya es un montaje. En la que ha quedado tercera este año, sale un coche, pero si lo quita, pierde la salsa.

—Por último, la primera imagen que ganó el concurso. Fue la del año 2013 donde aparece un perol y un cazo con judiones.
Fue una casualidad. Ahí sí que andaba con la cámara Canon y le dije a un cocinero si me tiraba unos cazos, hice unAs fotografías y la que me gustó fue esa.

FuenteLorena Sanz
Compartir