cantalejo
Plaza Mayor de Cantalejo, con el Ayuntamiento y la iglesia al fondo. /
Publicidad

Los profesionales de los Servicios Sociales harán un seguimiento del caso de la víctima de la agresión sufrida a manos de un grupo de jóvenes, varios de ellos menores de edad, quienes además le sustrajeron diversos bienes y dinero de su cuenta bancaria en varias ocasiones.
A la vez que se instruyen diligencias en el Juzgado de Menores de Segovia, el Centro de Acción Social de Cantalejo ha recibido el expediente para seguir el caso del anciano, de cerca de 70 años, que fue víctima de robos, agresiones e intimidación.

La situación de vulnerabilidad de esta persona, natural de Cantalejo, que vive sola y muy conocida en la localidad briquera, ha llevado a que su caso personal se ponga en conocimiento de Servicios Sociales, al margen de lo que decida el Juzgado de Menores sobre los jóvenes ya detenidos.

Los menores arrestados por la Guardia Civil no sólo se enfrentan a los posibles delitos de robo e intimidación por su relación con este vecino cantalejano. También se les atribuye otro de lesiones graves a un segundo vecino, en este caso de origen dominicano, y por las que éste tuvo que ser atendido en el Centro de Salud e incluso ingresado en el Hospital de Segovia.

Fue con ambos sucesos cuando se abrió la investigación por parte de la Guardia Civil. Los hechos se remontan al pasado mes de diciembre, cuando la primera víctima puso en conocimiento de la Guardia Civil que un grupo de menores en compañía de algún mayor de edad, habían accedido con violencia al interior de su domicilio en repetidas ocasiones, y que, tras intimidarle, amenazarle y golpearle, le habían sustraído diversos efectos que tenía en su domicilio (tres televisores, una motosierra, una cartilla bancaria, la tarjeta de crédito y diverso dinero en efectivo).

Para esclarecer ambos casos se formó un equipo de investigación integrado por agentes del cuartel de Cantalejo y del equipo de Delitos contra las Personas de Policía Judicial de la Comandancia de Segovia.

Los agentes comprobaron que este grupo juvenil, cuando la víctima se encontraba en un cajero automático, le abordaron y consiguieron el número secreto de la tarjeta bancaria, y extrajeron hasta 2.454 euros en el cajero y en tiendas. En una segunda ocasión, los detenidos entraron en su vivienda y le arrebataron por la fuerza la cartera con unos 150 euros.

Cuando avanzaron las investigaciones algunos huyeron hasta la provincia de Zaragoza. De este modo, la detenciones se realizaron tanto en la ciudad briquera como en Zaragoza. En total fueron seis personas detenidas, de ellas, cinco menores de edad.

Compartir