Equipo de fumigación del Ayuntamiento./ iu cuéllar
Publicidad

El concejal Tomás Marcos, que también lleva el área de Medio Ambiente, anunció que desde el primer día de gobierno de su equipo se ha dado orden a servicios municipales de no usar herbicidas con glifosato. Se puso enconocimiento del jefe de serivicos que el glifosato quedaba prohibido en el casco urbano. “Ya no se va a distinguir entre si ahy gente o no, se prohibe en el casco urbano, porque bastante herbicida se echa ya en otros sitios”. Marcos comentó que el Ayuntamiento recibió ayer una comunicación del Procurador del Común, en base a una queja de un vecino sobre este tema, que elevó dicha queja a esta figura, que a su vez instó al Ayuntamiento a que dejara de usarlo. Por su parte, el Ayuntamiento se defendía y justificaba; “se excusaban en usarlo muy deluido, pero nosotros tenemos las cosas muy claras desde el equipo de Gobierno”. “Nos hemos adelantado al Procurador, ya está prohibido”, comentó el edil, que aclaró que solo se ha usado, previo aviso, en algunos árboles concretos para evitar el pulgón y preservar los árboles. “La gente debe tener la tranquilidad de que ya no se va a usar”, aclaró el concejal, que comienza su mandato con estas decisiones.