Publicidad

A 27 km de Segovia, con casi 100 habitantes (últimamente han bajado mucho, dice su alcalde) perteneciente a la Comunidad de Villa y Tierra de Pedraza, y con cuatro pedanías: Chávida, La Mata, Requijada y Urbanos y, a 1133 metros de altitud, se encuentra la localidad de Santiuste de Pedraza.

Este municipio se formó en 1847 al unirse los concejos de Santiuste y Requijada. Santiuste, el núcleo principal, es un despoblado junto a la iglesia de San Justo, de donde deriva el nombre, (San Yuste=San Justo), que se quemó en el año 1932.

El término municipal antiguo de Santiuste se extiende a lo largo del río Sordillo. El nombre de La Mata se refiere a un pequeño bosque y Chávida al nombre de quien repobló este lugar, de origen vasco. Junto al río se encuentra el Molino de Abajo o de Armenteros, que pertenecía a los vecinos del municipio. En La Mata, por su parte, se encuentra la antigua ermita de San José que tras el incendio de la de San Justo, fue restaurada y ampliada para convertirse en iglesia parroquial.

PATRIMONIO Formando parte de este municipio encontramos una pequeña iglesia, junto a la carretera, entre La Velilla y Torre Val de San Pedro. La iglesia o ermita de Nuestra Señora de Las Vegas, una de las más bonitas de la comarca, fue restaurada hace unos años, eliminando los muros que cegaban su impresionante galería porticada y, fue declarada Monumento Histórico-Artístico en el año 1969 y BIC (Bien de Interés Cultural) en 1997.

Esta iglesia es románica, se construyó en el siglo XII sobre los restos de un edificio paleocristiano, según la teoría más extendida; después se levantó su galería porticada y, más tarde aún, le torre. La planta es basilical y tiene tres naves cubiertas de madera separadas por columnas. La iglesia cuenta con una torre muy sencilla, realizada en mampostería y, en sus paredes, se pueden ver pinturas del siglo XVI, de estilo renacentista. También en el interior destaca la imagen de La Virgen de las Vegas, patrona de la comarca de Pedraza, del siglo XIII. La galería ocupa toda la fachada sur, incluido el ábside, algo poco habitual pues, lo normal, es que la cabecera quede fuera de la galería. Tanto a oriente como al sur, existen dos accesos muy sencillos de medio punto. Los capiteles de la galería están muy deteriorados pero se reconocen “centauros asaeteando sirenas pez de doble cola, un personaje descabezado montando en un dromedario, unas zancudas que picotean sus patas…”.

La portada que da acceso al interior es magnífica, se sitúa en la fachada sur y consta de cuatro arquivoltas de medio punto. La segunda se apoya sobre columnas, cuyos capiteles “muestran leones con el lomo erizado y arpías que flanquean a un hombre”.

Sobre la ermita de La Virgen de las Vegas dice la tradición que en ella se celebraron los bautizos de los siete Infantes de Lara y, el el motivo de este comentario, son las cabezas de siete jóvenes que están talladas en la pila bautismal. También se dice, el motivo real de este detalle en su pila, es que en este templo se elegían a los procuradores generales de la Tierra de Pedraza.

Otro de los ejemplos del patrimonio de Santiuste de Pedraza es la iglesia de los Santos Justo y Pastor. Este templo también es conocido como “La Iglesia Quemada”, por el incendio que sufrió en 1930. Ubicada en un lugar con un entorno privilegiado, del templo original solo se conserva la cabecera y la torre, aunque parte de su muro sur de la nave también permanece en pie. Junto a estas ruinas se encuentra el cementerio.

Esta iglesia tenía planta basilical, con una sola nave y presbiterio recto, ábside semicircular y torre adosada a la cabecera. La nave ha desaparecido casi por completo pero se conserva bastante bien el arco triunfal así como la bóveda del presbiterio. La torre, pese al abandono del templo, sigue en pie.

Además, en Santiuste, existe un potro de herrar. En Chávida, varias fuentes. En La Mata, otro potro de herrar. En Requijada, como ya se ha mencionado, la rrmita de Nuestra Señora de las Vegas, la ermita de Nuestra Señora de la Concepción, un potro de herrar y una fragua y, en Urbanos, el monumento a La Virgen del Pradillo.

FIESTAS Las fiestas de este municipio son La Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre; San Marcos, el 25 de abril y, Nuestra Señora de las Vegas, el primer fin de semana de septiembre, en Requijada. Santa Isabel, el 2 de julio y, los Santos Justo y Pastor, el 6 de agosto, en La Mata. Y Santa Isabel el 2 de julio y, San Bartolomé el 24 de agosto, en Chávida y, para terminar, el Cristo, el segundo fin de semana de septiembre.

SANTIUSTE DE PEDRAZA HOY Para informarnos la actualidad de esta localidad, nos ponemos en contacto con su alcalde, Eusebio Álvaro Vallejo (PSOE), que sustituyó al alcalde que ganó las elecciones de 2015, Manuel Álvaro Gómez que tristemente falleció en el año 2017.

Sus 98 habitantes censados hoy, repartidos entre los cuatro barrios, se dedican a la agricultura, a la ganadería, al turismo y a otras actividades como la fabricación de jabón.

Entre las obras previstas para los próximos meses, Eusebio Álvaro comenta que van a arreglar unas calles del municipio pero, la obra de mayor envergadura que se está preparando para fechas próximas es continuar con el arreglo y puesta a punto de la Torre de “La Iglesia Quemada” que aunque está en buen estado para los años de abandono que acarrea, ha necesitado ya algunas intervenciones y, se preparan para el cambio de tejado, una obra con un presupuesto importante.

En cuanto al cambio y modernización de redes de agua, así como al cambio de iluminación pública, ya tienen realizado el 90% de la obra.

TALLER DE JABÓN FINO ‘LOS JABONES DE MI MUJER’ Amelia, recién casada con su marido Pablo, llegó hasta el pueblo por casualidad. Según paseaban en su coche por la zona, pararon a tomar un café y vieron entre los anuncios que colgaban en un corcho, que estaba a la venta una casa en Santiuste de Pedraza. Este pueblo, no quedaba lejos da allí y, decidieron ver cómo era, porque estaba ubicada en un entorno que les encantaba.

Esto fue solo el principio, esta historia que parece un cuento se convirtió precisamente en eso y al llegar a la casa, la antigua casa de la maestra, se enamoraron de ella y… comenzó su nueva vida.

Mientras, Pablo, norteaméricano de Texas, se dedica al diseño gráfico. Amelia, de Cordoba, tiene piel atópica y, desde siempre, ha tenido a que aprender lo qué se puede aplicar y lo qué no, a una piel como la suya.

Aurora se hacía sus propios jabones para ayudar a la regeneración de su piel contando solo con productos naturales cuando la historia tuvo otro cambio. Hicieron un regalo de empresa a los trabajadores del estudio de su marido, uno de aquellos jabones naturales y, “todo el mundo llegó diciendo que era un jabón muy rico, muy bueno y, sin saber cómo, empezaron a publicar reportajes en revistas sobre ellos”. Los compañeros del marido le preguntaban a Pablo que de dónde, de quién eran esos jabones y, sin dudarlo y, lo más curioso, sin quererlo Pablo contestó: Son los jabones de mi mujer y, desde entonces, hasta hoy.

Aurora nos cuenta que “todas las composiciones las hago para mí, yo las pruebo durante un periodo y, si a mí me recupera la piel, hago trocitos y se los doy a clientes y personas de confianza para que lo testen y lo prueben. Cada jabón de los que hago, tarda tres años en salir”.

“Los Jabones de Mi Mujer”, que hace Amelia, llegan a través de su tienda online a toda Europa y España: Francia, Alemania, Inglaterra, Bélgica, Dinamarca… También a Estados Unidos, a Argentina, México y, “nos piden de otros lugares pero los envíos son astronómicos y es inviable”.

Su marido, por su parte, aunque en su estudio de diseñador gráfico tiene otros clientes, es el encargado de la parte técnica de la empresa y del diseño de la presentación de los jabones que es realmente bonito.

Comer y dormir en Santiuste de Pedraza La distancia entre esta localidad y Pedraza es muy corta, lo que hace que la actividad turística se desarrolle en esta zona aunque no existen restaurantes en este municipio.

Por otro lado, la crisis ha hecho que las casas rurales de la zona, estén en algunos casos cerradas pero, siguen existiendo y por ejemplo encontramos una, creada hace 5 años, llamada “La Casona de Requijada” y está regentada por Nuria Hernán-Gómez Ponce.

Para conocer algo más del turismo en la zona, Nuria nos cuenta que los visitantes que llegan hasta allí son muy exigentes, en muchos casos repiten y, normalmente “llevan un programa a seguir en Santiuste de Pedraza,: tranquilidad en Santiuste y, cordero en Pedraza y Sepúlveda.”

Nuria cuenta que el público que acude a la casona es de Madrid pero también en muchos casos, de otros lugares del norte (Bilbao, Barcelona…) porque tiene piscina y, normalmente, los clientes que lo saben hacen escala allí en sus viajes de un lado a otro.

Las raíces de Nuria son segovianas, de Santa María de Riaza pero nació en Madrid. Y Nuria tiene en su vida algo muy llamativo, un espíritu artístico indudable y, en La Casona de Requijada, existe toda una galería de arte. Mientras Nuria Ponce, que es escultora, muestra su obra en la finca de la Casona, en el interior, exponen artistas contemporáneos.

Actualmente, la exposición corresponde al dibujante e ilustrador, que habitualmente muestra sus dibujos en medios de comunicación como La Razón o El País, Raúl Fernández Calleja. Además, las cuatro habitaciones de La Casona, hacen un homenaje a otras tantas pintoras.

SANTIUSTE DE PEDRAZA EN POCA PALABRAS

Distancias:
A 27 km de Segovia

Población:
97 habitantes

Alcalde:
Eusebio Álvaro Vallejo, PSOE)

Patrimonio:
— Iglesia o ermita de Nuestra Señora de las Vegas, en Requijada
— Iglesia de los Santos Justo y Pastor, también conocida como “La Iglesia Quemada”
— Potros de Herrar en Santiuste y Chavida
— Fragua en Requijada
— Monumento a la Virgen del Pradillo en Urbanos

Fiestas:
— El Cristo, segundo fin de semana de Septiembre
en Requijada
— La Inmaculada concepción, diciembre
— San Marcos, abril
— Nuestra Señora de las Vegas, primer fin de semana de septiembre

La Mata
— Santa Isabel, julio
— Santos Justo y Pastor, agosto

Chavida:
— Santa Isabel, julio
— San Bartolomé, agosto
Dónde dormir:
— La Casona de Requijada

RECETA

En esta ocasión, ha sido Nuria quien nos ha dejado una receta de un arroz muy especial: “Arroz con costillas oreadas a la leña de encina y romero”, que también puede llamarse “Arroz de Campo”.

Ingredientes para 8 personas: Medio costillar oreado a la encina en trozos pequeños, 2 cebollas medianas, 1 pimiento rojo mediano, ½ pimiento verde, 3 dientes de ajo, 3 tomates maduros, aceite de oliva virgen, sal, 600 gramos de arroz, agua, cúrcuma, 50 cl de vino verdejo, una paellera de 45 o 50 cms, una cacerola y dos ramitas de romero fresco.

Modo de prepararlo: En la cacerola se pone un chorro generoso del aceite de oliva virgen extra y, cuando está caliente se marcan las costillas a fuego medio-alto. Se retiran del fuego y se reservan. En ese mismo aceite, a fuego medio, se sofríe la cebolla y los pimientos, cortado todo en láminas y, cuando esté todo a media cocción, se echa el ajo fileteado. Cuando está todo casi pochado, se añaden de nuevo las costillas y dejamos que se rehoguen entre 5 y 10 minutos, moviendo la cazuela para que no se pasen demasiado las verduras. Se añade el vino y se deja que se rehogue todo, unos 5 minutos más. Cuando ha pasado este tiempo, se añade el agua y se deja cocer a fuego lento y aquí comienza lo más importante. Cuando el guiso está preparado, separamos las costillas del sofrito, se tritura la mitad de este sofríto con el caldo de la cocción. Por otro lado, sacamos la paellera y le ponemos un chorro de aceite y, cuando esté templado añadimos el tomate rayado, las costillas y el sofrito que no hemos triturado y, se sofríe 2 o 3 minutos. Se echa el arroz para mezclarlo con el guiso. Se añade el caldo con las verduritas trituradas y el líquido que teníamos, sabiendo que se necesita 1,4 litros para este plato (Se puede añadir algo de agua templada). Se prueba la sal, se añade el romero fresco y, se deja cocer a fuego fuerte entre 15 y 20 minutos. Se deja reposar otros 5 minutos y, estará preparado.