San Andrés celebró con un concierto la restauración de su órgano barroco

La parroquia quiso agradecer a Fermín Trueba Pérez, el sacerdote jesuita que ha llevado a cabo el arreglo del instrumento musical de viento, su “colaboración desinteresada” en la obra.

26

Después de una larga restauración, el órgano barroco de la iglesia de San Andrés vuelve a sonar. Y, con ese motivo, la parroquia organizó ayer, con la colaboración de Organaria, un concierto de la organista María Jesús García Alonso, a la que acompañó la Agrupación Coral Cuellarana.

El órgano de San Andrés fue construido en el año 1843 por Julián Azuara García, un organero que trabajó principalmente en la provincia de Segovia y en el sur de Burgos en una época de transformación de la organería castellana, ya que en ese momento se vivía el final del Barroco y los albores del romanticismo. Los expertos consideran que las obras de Azuara García son básicamente de estética barroca, si bien este artista realizó diversas modificaciones en atención a los gustos musicales de esa etapa. Aunque se desconoce el lugar de nacimiento de Azuara García, sí se sabe que vivió todo su periodo de actividad como organero en la provincia de Segovia, viviendo en Aldea Real entre 1810 y 1848, fecha de su muerte.

La autoría del órgano de San Andrés está documentada por una inscripción manuscrita en el arca del viento, que reza así: “Se hizo este órgano por Julián Azuara. Siendo cura don Isidoro Ibáñez Alonso. Año de 1843”. La primera intervención de importancia en la pieza tuvo lugar en 1919, cuando Mariano Velázquez, organero de Arévalo, cambió el sistema de aire. Y, ya a finales del siglo XX, el órgano se desmontó debido a las obras en la iglesia de San Andrés.

Esta última restauración ha sido realizada por Fermín Trueba Pérez, sacerdote jesuita, que pertenece a la asociación cultural Organaria de Castilla y León. En la provincia de Segovia, Trueba también ha recuperado el órgano de Vegafría. De igual forma, también ha intervenido en otros instrumentos de Castilla y León, Cantabria y La Rioja. La parroquia de Cuéllar quiso ayer agradecer su “colaboración desinteresada”, y la de los voluntarios que le han ayudado en la restauración durante los últimos años.

A lo largo de su historia, Cuéllar ha contado con de 15 órganos. De esa cifra, tres fueron construidos en el siglo XVI, tres en el XVII, cinco en el XVIII y cuatro en el XIX.

Organista y coral.- La organista María Jesús García Alonso se encargó ayer de hacer sonar el órgano de San Andrés. García Alonso cuenta con el título superior de órgano y de clave en el Conservatorio Superior de Música de Salamanca. Su actividad docente se desarrolla en diferentes escuelas de música e institutos de enseñanza secundaria de Salamanca, y también en los conservatorios profesionales de música de Ávila y Salamanca, donde ejerce actualmente como profesora de órgano y música de cámara.

Por lo que respecta a la Asociación Coral Cuellarana, que ayer acompañó a García Alonso, fue fundada en 1985 bajo la dirección de José María de Andrés Maldonado, y está compuesta actualmente por 38 voces mixtas dirigidas por María Henar Montoro Esteban. Esta última es licenciada en Historia y Ciencias de la Música, y en la actualidad compagina la actividad coral con su trabajo en la Escuela Municipal de Música.