Un encuentro del Consejo de Infancia formado en San Cristóbal hace unos años. / el adelantado
Un encuentro del Consejo de Infancia formado en San Cristóbal hace unos años. / el adelantado
Publicidad

San Cristóbal de Segovia acaba de renovar su título como Ciudad Amiga de la Infancia para cuatro años más, tras la decisión adoptada por la Secretaría de este programa, que está integrada por miembros de UNICEF Comité Español; Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), y el Instituto Universitario de Necesidades de Derechos de la Infancia y la Adolescencia (IUNDIA). Es el resultado de una trayectoria demostrada de trabajo con la infancia y la juventud y un proceso de selección en el que ha sido el único municipio de la provincia que lo ha obtenido. San Cristóbal de Segovia ha cumplido su segundo cuatrienio como Ciudad Amiga de la Infancia’, y se dispone a serlo durante un nuevo periodo, lo cual acaba de conseguir, tras cumplir y demostrar su gran implicación con la infancia y la adolescencia.

En esa línea de trabajo con los menores es relevante la inclusión de las demandas de los menores en todas las decisiones municipales, ya que a través de su renovado Consejo de Infancia —como órgano consultivo del equipo de Gobierno—, los menores hacen llegar sus demandas, necesidades y puntos de vista a la corporación municipal, que les escucha en cada área. Pero si por algo ha destacado San Cristóbal de Segovia es por la participación de los menores en las actividades que a nivel regional y estatal se han propuesto desde Unicef. Así, ha participado en todos los encuentros regionales, nacionales y en el encuentro internacional de Ciudades Amigas de la Infancia, además de otras reuniones técnicas desde que es miembro de la red de Ciudades Amigas de la Infancia, y ha formado parte además del denominado ‘grupo impulsor’ del último encuentro nacional y ha colaborado con varios informes.

Estos encuentros suponen una oportunidad para que los niños intercambien experiencias y tomen conciencia de la importancia de la participación infantil, un derecho recogido por la propia Convención sobre los Derechos del Niño. Además de lo señalado anteriormente, San Cristóbal de Segovia aprobó este año su nuevo plan de infancia que contempla de forma explícita el proyecto para la infancia y la juventud de los próximos años, tras una evaluación de lo realizado estos últimos cuatro años y un diagnóstico de situación elaborado por el Consistorio segoviano.

La red de Ciudades Amigas de la Infancia es una iniciativa puesta en marcha para mejorar el bienestar de los niños a escala local, impulsando el desarrollo de políticas municipales que favorezcan la aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño y promoviendo el trabajo en red entre las entidades locales.