Residencia de ancianos de la localidad.
Residencia de ancianos de la localidad. / El Adelantado
Publicidad

El Ayuntamiento de la localidad no podrá gestionar la residencia de ancianos al no ser admitido a trámite el recurso que presentaron ante el Tribunal Supremo. Es por ello, que la Asociación San Antonio de Padua continuará realizando las labores de gestión, cosa que viene haciendo desde 1995, año en el que el consistorio le realizó la cesión para la gestión del edificio.

Desde hace, al menos, dos años, el Ayuntamiento trata de recuperar la gestión de la residencia para poder realizar una ampliación de la misma. Según afirma Ladislao González, alcalde de la localidad, “nuestra intención es ampliar la residencia para que la gente mayor de este pueblo pueda entrar en la residencia siendo asistido, porque ahora mismo, la única opción que hay de entrar en la residencia es entrar siendo válidos”.

Actualmente la residencia cuenta con una capacidad de 40 plazas, la mayoría para personas válidas, aunque si que hay algunas destinadas a personas asistidas, pero normalmente estas plazas están siempre ocupadas.

El alcalde pretende que las personas mayores de la localidad que necesitan asistencia, puedan entrar en esta residencia y no tengan que irse a las residencias de los municipios vecinos, como Coca, Nava de la Asunción o Cuéllar, porque actualmente no pueden entrar en la de Navas de Oro debido a la poca cantidad de plazas disponibles. Para ello, hay un pre-proyecto, por parte del Ayuntamiento, que contempla la construcción de un nuevo ala en el edificio, para la creación de 15 plazas exclusivas para personas asistidas en la zona norte de la residencia.

Ladislao González asegura que seguirán luchando por recuperar la gestión de la residencia para así poder ofrecer un mejor servicio y calidad de vida a los vecinos de la localidad.