Riaza recibirá 2,7 millones para dinamizar la zona y fijar población

La consejera de Agricultura, Silvia Clemente, presentó ayer un proyecto piloto de desarrollo rural para el municipio, incluído dentro de una actuación global que se llevará a cabo en 23 zonas desfavorecidas de Castilla y León

8

El municipio segoviano de Riaza será el escenario para un proyecto piloto de desarrollo rural, incluido dentro de una actuación global que se llevará a cabo en 23 zonas desfavorecidas de Castilla y León. Riaza recibirá una inversión de 2,7 millones de euros para intervenir en los núcleos anexos de la localidad, cuyo objetivo es mantener y ampliar la base económica de la zona, fijar la población, y elevar el bienestar de sus habitantes, asegurándoles unos servicios públicos adecuados y suficientes.

La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, presentó ayer en el centro cultural de Riaza esta iniciativa, que será financiada por la Junta de Castilla y León y el Estado. La consejera estuvo acompañada en la presentación por el alcalde de Riaza, Benjamín Cerezo. Al acto asistieron también, entre otros, el delegado territorial de la Junta, Luciano Municio; el presidente de la Diputación Provincial, Javier Santamaría; y el secretario regional del PSOE, Óscar López, así como numerosos responsables del PP de Segovia y alcaldes de la comarca.

Silvia Clemente explicó que el proyecto previsto en Riaza contempla actuaciones en diez pedanías: Alquité, Martín Muñoz de Ayllón, Villacorta, Becerril, Madriguera, Serracín, El Muyo, El Negredo, Aldeanueva del Monte y Barahona del Fresno, con un plazo de ejecución de 30 meses.

Por un lado, se acometerá el refuerzo de la red de abastecimiento de agua existente y la realización de una nueva red complementaria en las pedanías. También se llevará a cabo la mejora de las condiciones de urbanización de los itinerarios principales interiores de dichos núcleos: saneamiento, abastecimiento, pavimentación, soterramiento de cableado eléctrico, etc. Y por otro, está previsto el acondicionamiento de caminos para la mejora de la movilidad en estas poblaciones. En concreto se actuará en el camino de acceso a Becerril, desde la carretera SG-VIII; el camino entre Sequera del Fresno y Aldeanuela del Monte; y el camino entre Barahona de Fresno y Turrubuelo.

Además de estas actuaciones, también se proyecta realizar en Riaza una instalación removible que servirá para la adecuada acogida de los visitantes a la zona.

Silvia Clemente afirmó que Riaza se sitúa, con respecto a la provincia de Segovia, en una de las zonas más despobladas. “Estamos hablando de que Segovia tiene en torno a 23 habitantes por kilómetro cuadrado, mientras que Riaza tiene una media de 16. Por tanto, hay un problema de despoblación importante en el nordeste de la provincia”. Sin embargo, la consejera añadió que en los últimos 30 años se ha producido una clara recuperación de habitantes en Riaza, principalmente en el núcleo urbano, duplicando la población en los últimos 30 años. “Esta recuperación nos exige apostar, invertir y seguir promoviendo esa generación de población. Es necesario invertir en los núcleos de población anejos, que registran unos 150 habitantes, y tienen un claro atractivo desde el punto de vista del patrimonio cultural y natural, que nos ha llevado a decidir este proyecto de actuación integral”, apuntó.

El proyecto tiene en cuenta también, según explicó la titular de Agricultura, el proceso de desestacionalización de la población, “ya que en verano aquí puede haber unos 11.000 habitantes, con una demanda de servicios que no está recogida ni contemplada en las infraestructuras existentes y que va a abordar esta iniciativa. Se trata de acometer un conjunto de infraestructuras con esa clara vocación de mantenimiento y fijación de la población que demanda servicios en la segunda residencia en época estival”, concluyó.

De visita

La consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, después de presentar el proyecto en el centro cultural de Riaza, realizó una visita a varios núcleos anejos de la localidad en los que se acometerán principalmente las intervenciones. Así, la comitiva se trasladó a 18 kilómetros de Riaza, hasta el pueblo de El Muyo, que se caracteria por su color negro, de la pizarra que abunda en la zona. Los pocos vecinos que residen habitualmente en el pueblo tuvieron la oportunidad de conversar con Clemente, a la que pidieron un arreglo de las calles. Después de El Muyo, la siguiente parada fue en Madriguera, uno de los denominados pueblos ‘rojos’ de la comarca, para finalizar la visita en la estación de esquí de La Pinilla, en término de Cerezo de Arriba. La consejera de Agricultura manifestó el compromiso de la Junta de apoyar el funcionamiento de La Pinilla, como uno de los ejes dinamizadores de la economía de la zona. La estación ha concluído esta temporada una de las mejores campañas de esquí de l0s últimos años.