Calle de Riaza con la iglesia parroquial al fondo. / E.A.
Calle de Riaza con la iglesia parroquial al fondo. / E.A.
Publicidad

La corporación riazana ha decidido impulsar un viejo proyecto, guardado desde hace años en un cajón, el de la construcción de un campo de golf en la localidad. El último pleno de la corporación aprobó, por unanimidad, solicitar a la Junta de Castilla y León la permuta de dos terrenos para llevar a cabo esta operación. El Ayuntamiento anhela un terreno, de cerca de 8,5 hectáreas, incluido en el Monte de Utilidad Pública (MUP) número 250, y está dispuesto a ofrecer otro, de su propiedad, de casi 19 hectáreas, localizado en las inmediaciones del pueblo de Madriguera. Y ahora, tras haber dado el paso de solicitar la permuta, la corporación espera escuchar qué opina al respecto la Junta.

En rigor, de la construcción de un campo de golf en Riaza comenzó a hablarse hace ya mucho tiempo, siendo alcalde de la villa Domingo Gómez —entonces en el PP—, hace cinco legislaturas. Sin embargo, tal y como reconoce la actual regidora, la socialista Andrea Rico, la idea “se atascó” y, a pesar de los intentos de las sucesivas corporaciones, no salió adelante. Pero ahora, los tres partidos de la corporación (PSOE, que gobierna con los independientes de Gómez, y PP) parecen haberse conjurado sacar adelante de una vez la iniciativa.

Rico reconoció ayer que el proyecto es “a largo plazo”, pero que no por ello la corporación está dispuesta a olvidarlo, pues todos los ediles coinciden en que, de llevarse a cabo, aumentaría la ya de por sí rica oferta turística del municipio. De igual forma, la actual regidora advirtió que en el terreno que el Ayuntamiento quiere conseguir, cercano al camping, no se ubicaría el campo de golf, sino “instalaciones complementarias”, en referencia a una casa club y a un hotel restaurante. El campo en sí se localizaría en las inmediaciones de ese terreno.

“Nuestra intención —concluyó Rico— es reactivar el proyecto”. Ahora, la pelota está en el tejado de la Junta.